El piloto de Binter manipuló el arma que se disparó

21/05/2008

El piloto de Binter, que el lunes iba a despegar de Fuerteventura cuando se disparó por accidente un arma de fuego en la cabina del avión, parece ser el responsable del disparo, según fuentes de la Guardia Civil.

Al parecer, se trata de un tiro accidental que se produjo en la cabina cuando el piloto manipulaba el arma, que había requerido con anterioridad a dos inspectores de Aduanas, que se encontraban sentados en sus respectivos asientos junto al resto de pasajeros.

La bala traspasó el fuselaje del avión y atravesó el de otro aparato que se hallaba cerca del lugar. Aunque el incidente fue accidental y fortuito, se abrió una investigación por parte de la Guardia Civil, ya que se trata de un disparo y, además, el piloto no tiene licencia de armas.

De hecho, ayer por la mañana prestó declaración el piloto implicado en el disparo, ya que había tomado la pistola automática con sus manos.

Según fuentes policiales, el piloto puso en peligro la vida de los pasajeros y de personal que trabaja en el aeropuerto porque la trayectoria de la bala podía haber tomado otra dirección.

Al parecer, el pasaje no tuvo constancia de lo ocurrido, puesto que el ruido de los motores del avión en marcha le impidió oírlo, hasta ser reubicados en otro vuelo. El incidente se produjo en el vuelo NT 221 que tenía prevista su salida desde Fuerteventura, con destino a Gran Canaria, a las 15.15 horas del lunes.

Peligros

Las consecuencias del disparo podían haber sido peores, ya que en esos momentos se cargaba de combustible el aparato, y supone un gran peligro para los trabajadores que metían el equipaje y los pasajeros. Al menos, el disparo no se produjo en el aire, lo que habría empeorado.