El PGO de Arrecife dejará levantar siete plantas en Ginory y La Rocar

18/07/2016

El nuevo Plan General permitirá edificar hasta siete plantas de altura en las parcelas de El Francés y Ginory. A ambas se les otorga uso turístico comercial y residencial, incluyéndose en la Zona Homogenea denominada Frente del Litoral. En el Islote se podrá edificar el 42% y en Ginory el 45%. El borrador del nuevo Plan general que a priori será aprobado en la última semana de este mes, prevé la ordenación pormenorizado del suelo de las parcelas de Ginory y el Islote del Francés, dos parcelas a día de hoy todavía en manos privadas. En el caso de Ginory, donde está pendiente una sentencia a favor da la propiedad, en la que se establece la obligación del Consistorio de indemnizar a los dueños con 20 millones de euros, y en previsión de que los dueños finalmente no opten por pedir la su ejecución y el Ayuntamiento tenga que abonar dicha cantidad, se ha optado por ordenar el suelo, para de este modo atraer a algún inverso privado que esté dispuesto a hacerse con la parcela y compensar dicho desembolso. De esta manera, la parcela de 11.478 metros cuadrados de superficie, reserva como espacios libres un 54% del total, es decir 6.217 metros, y el resto, el 45% se deja como superficie lucrativa, en total 5.261 metros. Los usos que se otorgan a esta parcela son turístico, comercial y terciario (residencial) y se incluye en la llamada Zona Homogénea 6 del Planeamiento, denominada Zona del Frente del Litoral. Con estos usos y esta edificabilidad se pretende atraer a un inversor que quiera edificar la parcela y así compensar la indemnización pendiente, en caso de ejecutarse. En el caso del Islote del Francés, de 53.838 metros cuadrados, (una vez restado el suelo de uso público costero), se deja para uso dotacional 11.200 metros (el 20% del suelo), para equipamiento, 4.293 metros cuadrados (7,9%) y para uso residencial turístico 22.609 metros cuadrados (el 42%). También se espera que los dueños acepten renunciar al pleito pendiente en el que demandan una compensación que podría superar los 120 millones de euros, después de haber clasificado el Sistema General.