"El pacto goza de buena salud"

David Ojeda
DAVID OJEDA

El portazo de Aarón Afonso en el penúltimo Consejo de Gobierno del Ejecutivo regional queda bajo secreto de sumario. «Lo que pasa en el consejo se queda en el consejo», vino a decir este lunes el titular de Presidencia y Justicia, que defendió la buena salud del pacto entre CC y PSOE a pesar de las diferencias expuestas.

El último Consejo del Gobierno de Canarias antes de las elecciones generales acabó con ruido. Afonso, único representante del PSOE en la mesa, se marchó al encontrarse sobre la mesa con una propuesta, fuera del orden de día, de los miembros de Coalición de prorrogar un convenio que permite a cerca de 40 médicos, con horas asistenciales y que dan clase en la Universidad de La Laguna, recibir un complemento que abona el SCS a través de la institución académica, a pesar de que existe una sentencia contraria a este hecho, discriminatorio con otros galenos de las Islas.

«Todo lo que sucede en un consejo de gobierno queda en el ámbito privado del mismo, y no debe trascender. En ese sentido no voy a efectuar más declaraciones al respecto. En el caso del convenio, el acuerdo se tomó», explicó Afonso, con lo que dejó claro que la posición del PSOE, ante la ausencia del consejero de Sanidad, Jesús Morera, no fue tomada en cuenta.

No obstante, la imagen que desde el Ejecutivo se ha querido dar al respecto de esta disonancia en la funcionalidad del Gobierno es de total normalidad. Tras el consejo de este lunes, la portavocía tuvo precisamente a Afonso, acompañado por Rosa Dávila, consejera de Hacienda, como figura visible. Ambos hablaron de la «buena salud» con la que cuenta el pacto.

Afonso recurrió al documento sellado por Ferraz y Coalición como una aval de cuatro años de convivencia institucional irrebatible. «Como hemos venido reiterando desde el principio de la legislatura, hemos formalizado un pacto para cuatro años, porque está sustentando en un documento bastante amplio que es el acuerdo de gobernabilidad. Incluso han existido pronunciamientos sobre si después de las elecciones del 20 de diciembre se iba a producir algún cambio dentro de la conformación del Gobierno, pero volvemos a reiterar que el propósito es el que es», indicó.

Por su lado, Dávila, tras dedicar una sonrisa cómplice a Afonso, mandó un mensaje escueto que en sus palabras también ratifica la comunión total entre CC y el PSOE. «Estamos aquí los dos y eso quiere decir que el pacto goza de buena salud», expuso.