El ministro de Fomento advierte de que, sin acuerdo, se hará cumplir la sentencia

27/03/2017

 El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha advertido este lunes de que, si no se alcanza un acuerdo entre estibadores y patronal, el Gobierno hará cumplir la sentencia europea porque el tiempo sigue corriendo y hoy "pagamos 27.000 euros y mañana otros 27.000" de multa.

De la Serna, que ha visitado el Corredor Mediterráneo en el tramo entre Castellón y Valencia, ha afirmado en declaraciones a los periodistas que España "no se puede permitir el lujo de incumplir" una sentencia europea, al contrario, los representantes políticos tienen que respetarla y hacerla cumplir.

Ha alertado de que hoy estamos pagando "27.000 euros, y mañana pagaremos otros 27.000" y cuando se dicte una segunda sentencia europea, España pasará a pagar 134.000 euros.

Tras admitir que la postura entre estibadores y la patronal Anesco está "muy separada", le corresponde al mediador "hacer un esfuerzo para intentar acercar posturas", pero el problema "sigue siendo el mismo, y ya no hay tiempo", ha asegurado.

Ha insistido en que las posiciones están "absolutamente enfrentadas" en estos momentos y, si no se llega a un acuerdo, la obligación como país es cumplir una sentencia "y eso es lo que va a tratar de hacer el gobierno".

Según el ministro, "lo que el país no puede hacer es decidir cumplir o no una sentencia en función de que unos u otros quieran y deseen llegar a un acuerdo".

Ambas partes se emplazaron a una nueva reunión este miércoles, para que los sindicatos respondan oficialmente a la propuesta empresarial que los sindicatos ya consideraron la semana pasada que "imposibilita" un acuerdo sobre la garantía del empleo.