El microscopio óptico y su repercusión en la medicina

CANARIAS7 SALUDABLE

Hoy en día cuando pensamos en algún tema relacionado con la investigación, un microscopio es una de las imágenes de referencia para el desarrollo de la ciencia en general jugó un papel esencial y de manera muy especial en el campo de la medicina, tanto en el mejor conocimiento de los tejidos del cuerpo humano como en microbiología y bacteriología, lo que permitió salvar muchas vidas, el desvelar los secretos sobre el interesante mundo que está fuera de la capacidad visual del ser humano ha sido posible gracias al descubrimiento del microscopio por lo que es el motivo del artículo de hoy.

Microscopio proviene del griego, micrós («pequeño») y scopéo («mirar»), y se define como el instrumento que nos permite observar objetos que son excesivamente pequeños para ser vistos a simple vista.

La palabra microscopio comenzó a utilizarse por primera vez por los componentes de la Accademia del Lincei, una sociedad científica a la que pertenecía Galileo y que publicaron un trabajo sobre la observación microscópica del aspecto de una abeja.

El ser humano a pesar de poseer un sentido de la vista bien desarrollado no puede ver a simple vista cosas que midan menos de una décima de milímetro.

La palabra microorganismo se atribuye a un ser vivo, diminuto perceptible solo con el microscopio.

Zacharias Jansen se considera el inventor del microscopio de dos lentes, nació en Middelburg en los Países Bajos en 1538, su familia fabricaba lentes, probablemente su padre le prestara su ayuda en la fabricación el rudimentario microscopio.

Como muchos descubrimientos de antaño se produjo producto de la casualidad. Zacharias Jansen se encontraba jugando con otro niño con lentes dañadas desechadas por un taller cercano y al sostener dos lentes ante sus ojos mirando la veleta de la iglesia del pueblo comprobaron que esta parecía acercarse.

Aquellos primeros microscopios que fabricaba Jansen estaban compuestos por un tubo de unos 70 centímetros de largo y 9 de diámetro con una lente convexa en cada extremo, instrumento que fue perfeccionándose y llego tener entre 3 y 9 aumentos, lo que dependía del tamaño de la abertura del diafragma.

Galileo Galilei hizo un microscopio en el siglo XVII y lo utilizó para indagar en los secretos de la naturaleza.

Como es lógico lo que antes no podía verse comenzó a ser descubierto y se profundizó en el conocimiento de lo que ya era conocido.

El inglés Robert Hooke (1635-1701) realizó múltiples experimentos que publicó en su libro Micrographia (1665) con dibujos de sus observaciones, sus aparatos usaban lentes relativamente grandes para la época.

Hooke observando al microscopio una fina lamina de corcho notó que el material era poroso y en su conjunto formaban cavidades poco profundas a modo de celditas que denominó células, se trataba de la primera descripción de células muertas.

Se conocieron seres vivos nuevos en tal cantidad que a medida que se fueron estudiando superaron con creces en número a los que ya se conocían.

Se comenzó a desarrollar la producción de lentes que antes no existían para ver más y con una mejor definición. A mediados del siglo XVII, Anton Van Leeuwenhoek, un comerciante holandés, utilizando microscopios de fabricación propia muy básicos, describió protozoos, bacterias, glóbulos rojos y espermatozoides, es llamativo que no tenía ninguna preparación científica, tallaba el mismo sus lupas sobre pequeñas esferas de cristal, en vida no reveló sus métodos y a su fallecimiento en 1723, 26 de sus microscopios fueron cedidos a la Royal Society de Londres suscitando gran interés, puede considerarse el fundador de la bacteriología.

En 1676 logró observar la cantidad de microorganismos que contenía el agua estancada y descubrió los espermatozoides del ser humano.

Durante el siglo XVIII se realizaron diversos adelantos mecánicos en el microscopio que incrementaron su facilidad de uso, aunque no lograron grandes mejoras ópticas.

Lo que fue todo una revolución en la óptica fue la publicación de la teoría del microscopio por Ernst Abbe en 1877, y por encargo de Carl Zeiss mejoró la microscopia de inmersión sustituyendo el agua por aceite de cedro lo que permitió lograr aumentos considerables.

La invención del microscopio permitió crear nuevas áreas en la biología y pasar de una fase especulativa a la formulación de teorías con base en las observaciones microscópicas, iniciando una etapa experimental para aislar microorganismos y asociarlos con las enfermedades que producían.