El marisqueo ilegal obliga a un plan de recuperación de la lapa majorera

17/07/2015

Ante la presión del marisqueo ilegal sobre la lapa majorera, el Gobierno de Canarias propone un plan de recuperación que, entre otras medidas, establece la prohibición de ir a por todo tipo de lapas en Lobos, costa de Vigán, el Parque Natural de Jandía y litoral entre Tarajalejo y Giniginámar.

Prohibición del marisqueo en tres zonas críticas y mantenimiento del período de veda actual de la lapa a todas las especies desde el 1 de diciembre de cada año hasta el 30 de abril del siguiente. Son las dos medidas más importantes que el Gobierno de Canarias propone en el plan de recuperación de la lapa majorera.


La Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad ha dado luz verde a este plan con la vista puesta en garantizar la supervivencia de esta especie en un estado de conservación favorable y en mitigar sus principales amenazas. Entre estas últimas, destaca la creciente presión del marisqueo ilegal durante el levantamiento de la veda de la lapa en general. Aunque la patella candei está catalogada en peligro de extinción, y por tanto prohibida cogerla, cae en el balde dentro del balde de los mariscadores y termina en paellas y parrillas, bien por desconocimiento, bien por irregularidad manifiesta.


En cuanto la prohibición del marisqueo y la pesca con anzuelo, se extiende a todo Lobos salvo desde el bajo los Tiñoseros hasta la baja Barreto. En la Maxorata, el marisqueo y la pesca recreativa con anzuelo se prohiben en la franja del monumento natural de cuchillos de Vigán y el parque natural de Jandía, y el litoral entre Tarajelejo y Giniginámar.