El Mallorca sigue en racha y suma sexta jornada sin perder

El Real Mallorca, al que le ha cambiado la suerte desde que Gregorio Manzano está en el banquillo, suma sexta jornada consecutiva sin perder al llevarse un empate del Sánchez Pizjuán, ante un Sevilla al que pareció que le pesó el reciente esfuerzo de clasificarse para los cuartos de final de la Copa de la UEFA.

EFE/ANTONIO GUTIÉRREZ

1 - Sevilla FC: Palop; Daniel Alves, Javi Navarro (Escudé, m.46), Dragutinovic, David Castedo; Jesús Navas, Martí, Renato, Adriano (Jesuli, m.77); Saviola y Luis Fabiano (Kepa, m.67).

1 - Real Mallorca: Toni Prats; Cortés, Nunes, Ballesteros, Fernando Navarro; Jonás Gutiérrez (Okubo, m.59), Pereyra, Basinas, Tuni (Víctor, m.59); Pisculichi (Campano, m.88) y Arango.

Goles: 1-0, M.36: Saviola. 1-1, M.70: Okubo.

Arbitro: Alfonso Pérez Burrull (Comité Cántabro). Amonestó a los locales Adriano (m.12), Escudé (m.82) y Jesús Navas (m.86) y a los visitantes Fernando Navarro (m.21), Pereyra (47+), Nunes (m.74) y Prats (m.84).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima octava jornada de Primera división disputado en el Sánchez Pizjuán ante cerca de cuarenta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del partido, los jugadores de ambos equipos hicieron el pasillo de honor a los árbitros dentro de la segunda jornada programada como "El día del Arbitro".

Llegó el Mallorca dispuesto a mantenerse fuerte y con la intención de seguir la escalada para alejarse de los puestos de descenso, pero el Sevilla, con la inercia de su buena actuación del pasado miércoles en el torneo europeo ante el Lille francés, tomó desde el inicio el mando del choque.

Pronto Jesús Navas, el serbio Ivica Dargutinovic o el brasileño Luis Fabiano avisaron de las intenciones locales ante el marco del ex portero bético Toni Prats, que incluso vio como el árbitro anuló un tanto al argentino Javier Saviola a los veintiún minutos por fuera de juego.

El conjunto balear, por su parte, puso orden defensivo ante las constantes incursiones sevillistas y sólo un activo Jonás Fernández por su banda derecha dio algo de complicación a la zaga andaluza.

Fue por esa zona del campo por donde llegó la mejor ocasión visitante hasta el momento, rebasada la media hora de juego, con un centro de David Cortés y un gran remate de cabeza del argentino Leonardo Pisculichi que fue respondido espléndidamente por el meta Andrés Palop.

Poco después llegó el 1-0 tras una buena combinación entre Jesús Navas y Saviola que el argentino definió cerca de un poste sin que Prats pudiera hacer nada y sin que su equipo reaccionara en lo que resto del encuentro hasta el descanso.

Se inició la segunda parte sin el central Javi Navarro sobre el terreno tras recibir un golpe en un ojo en la primera mitad, pero con el Sevilla dueño de la situación ante un rival que quiso adelantar metros y buscar del empate con balones colgados sobre la meta local.

Gregorio Manzano sacó a dos hombres ofensivos, como el japonés Yoshito Okubo y Víctor Casadesús, para aumentar sus opciones y el partido se abrió mucho, porque el Mallorca lo intentó y el Sevilla no supo conseguir un tranquilizante 2-0 cuando tuvo opciones para ello.

Fue precisamente Okubo el que se aprovechó de una indecisión de la zaga sevillista a los setenta minutos de juego para poner el empate, por lo que empezó otro partido con el equipo de Juande Ramos ya con el reloj con contra.

El Sevilla asedió el área mallorquinista en los últimos instantes del partido en una busca desesperada de la victoria, pero el equipo visitante se defendió con todo y amarró e un empate que deja al Sevilla lejos de los puestos de la Liga de Campeones.