El juez impone 4 años de cárcel y 10 de inhabilitación al diputado Esteban Bethencourt Gámez

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias notificó ayer, viernes, la sentencia que condena a cuatro años de prisión y a diez de inhabilitación absoluta para el ejercicio de cualquier cargo público al diputado regional de Coalición Canaria (CC) por la isla de La Gomera y ex alcalde de Valle de Gran Rey Esteban Bethencourt Gámez como autor de un delito de malversación de caudales públicos.

El fallo, dictado por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Antonio Castro Feliciano, da forma jurídica al veredicto de culpabilidad emitido la semana pasada por el tribunal popular encargado de juzgar el caso.

El jurado consideró probado por unanimidad que entre octubre de 1998 y noviembre de 1999, Bethencourt Gámez, entonces alcalde de Valle de Gran Rey (La Gomera) y diputado regional por Coalición Canaria, percibió en concepto de dietas del erario municipal 8.383.000 pesetas «sin que en ningún caso se justificara la razón, necesidad o utilidad de los desplazamientos realizados, percibiendo en todo caso el 100% de las dietas cuando al no pernoctar fuera de su domicilio sólo podía percibir el 50% de las mismas».

Además, el tribunal popular también consideró acreditado de forma unánime que los hechos revestían «especial gravedad», ya que las sumas totales destinadas a indemnización por razón del servicio en el Ayuntamiento de Valle de Gran Rey ascendían a 11.126.832 pesetas, «y las consignadas para atención benéfica y asistenciales, programas de atención al menor y a la familia eran de 10.496.408 pesetas», esto es, que el alcalde se llevaba la práctica totalidad de las dietas del Ayuntamiento y que se gastaba en viajes injustificados casi lo mismo que en servicios sociales para sus vecinos.
El fallo del Tribunal Superior es susceptible de recurso.

Bethencourt Gámez es el primer aforado de la historia de Canarias declarado culpable por un tribunal popular.