El juez decreta el levantamiento de los 3 cadáveres para hacerles la autopsia

28/06/2008

 
El juez de guardia ha decretado alrededor de las 16:30 horas el levantamiento de los tres cadáveres de los ocupantes de la avioneta fallecidos hoy al estrellarse el aparato en el municipio mallorquín de Sa Pobla, a los que ahora se les practicará la autopsia.

Así lo han confirmado a EFE miembros del cordón de seguridad desplegado en la zona del siniestro, que han precisado que los tres fallecidos -cuyos cuerpos han quedado completamente calcinados- eran naturales de Sabadell (Barcelona).

Por el momento, las identidades no han sido facilitadas aunque sí se sabe que los fallecidos eran el dueño de la avioneta y una pareja que viajaba con él.

Después de trasladar los cuerpos, se ha levantado el cordón de seguridad de la zona y sólo se han quedado allí dos agentes de la Guardia Civil que permanecerán hasta mañana en el lugar, al que van a acudir dos expertos de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) para reconocer la zona e intentar averiguar las causas del siniestro.

La aeronave, una Cessna 172 con matrícula EC-IRP que ha quedado totalmente calcinada y hecha un amasijo de hierros donde sólo se reconoce la cola del aparato, había despegado minutos antes del accidente del aeródromo de Son Bonet con los tres fallecidos a bordo y tenía como destino el aeropuerto de San Luis en Menorca, según han informado a EFE fuentes de AENA.

Estas mismas fuentes han asegurado que la avioneta tenía su base en el aeródromo de Sabadell y estaba participando en un rally aéreo junto a otras aeronaves que también han despegado de Son Bonet a lo largo de la mañana