El jueves salen a la venta las cinco mil primeras entradas para Jamiroquai

07/04/2008

Será en poco más de dos meses cuando Jamiroquai, una de las figuras con mayor reconocimiento internacional, abra desde Las Palmas de Gran Canaria y Arona su Tour Mundial. Dos esperadísimos conciertos -con una producción de altos vuelos- que presentarán a Jamiroquai tres años después de su última actuación en España. Sus conciertos son espectaculares y de muy alto voltaje.

Hace unas semanas La Luciérnaga Producciones confirmó las fechas. Será el 13 de junio en el Estadio de Gran Canaria y el 14 de junio en el Estadio de Los Cristianos. Desde que se confirmara la noticia, miles de seguidores se han interesado por las entradas del evento, llegándose a desbordar las líneas telefónicas y el mail de La Luciérnaga Producciones.

Finalmente será el próximo jueves 10 de abril, desde las 8.00 horas, cuando se podrán adquirir las primeras entradas por los canales de venta de La Caja de Canarias -en el teléfono 902 405 504 y en la web www.lacajadecanarias.es-. Los más madrugadores se beneficiarán de un precio especial para las primeras 5.000 localidades. El precio para esta promoción será de 35 Euros para el concierto, y el bono de concierto más camping (sólo para Arona) costará 45 Euros.

Una vez se agote la promoción, La Luciérnaga Producciones pondrá a la venta nuevos tickets, y se sumarán otros canales de venta para adquirir los mismos. El precio oficial en venta anticipada será de 45 euros para el concierto y de 55 Euros para el bono de concierto más camping (sólo para Arona).

Jamiroquai llega a Canarias con 20 millones de discos vendidos, seis discos de platino, un disco recopilatorio, multitud de premios –entre los que destacan un Grammy y cinco MTV Awards- y haber tocado delante de 5 millones de personas en sus quince años de carrera.

Gran Canaria y Tenerife disfrutarán de su nuevo álbum, pero también recordarán los éxitos de la banda, como “Virtual Insanity”. Este tema estaba dentro de Travelling Without Moving, un trabajo del que se vendieron cerca de 9 millones de copias, convirtiéndose en el disco más vendido en la historia del género funk.