El jefe de la Policía Local renuncia a su puesto

Las desavenencias entre el grupo de gobierno de Agaete y la Policía Local han dado como resultado que el jefe del cuerpo de agentes, Gustavo Suárez, renuncie a su puesto. Esta última decisión se ha sustentado en que el alcalde, Antonio Calcines, le ha retirado el complemento de productividad (150 euros).

La seguridad en la villa, a cargo de la Policía Local, se redujo ayer por la mañana a la participación de una sola persona, ya que uno de los dos agentes de servicio tuvo que acompañar a Las Palmas de Gran Canaria a la primera teniente de alcalde, María del Carmen Godoy, quedándose el municipio a expensas de las posibilidades y limitaciones de un solo guardia.

A este hecho hay que sumar que otros dos agentes se encuentran con una baja médica y que el jefe de la Policía Local ha decidido renunciar a las responsabilidades impuestas desde el Ayuntamiento, ya que en ningún momento está recogido por escrito que Suárez ostente este cargo en la relación de puestos de trabajo designadas por el consistorio, según informaron fuentes de la Policía Local.

En este sentido, otra de las razones que ha empujado al jefe del cuerpo a renunciar es que Calcines, a través de un decreto de Alcaldía, le ha retirado el complemento de productividad, unos 150 euros. Asimismo, la decisión del grupo de gobierno de disminuir del sueldo de otros dos agentes, que están ahora mismo en la academia, un 20% de lo que cobran, quedándose ambos al mes con un sueldo que oscila entre los 400 y 500 euros mensuales, ha sido otro de los motivos por el que Suárez no quiere seguir al frente de la sede policial de la villa.

Por otro lado, los supuestos agravios comparativos cometidos por Godoy entre unos y otros policías, también se suman a la lista de razones que ha esgrimido Suárez.

Todo ello ha derivado en que el regidor haya nombrado a dos agentes para que ejerzan la labor de jefes y ambos hayan cogido una baja médica.

La dimisión es la única solución.

La «precaria» situación que están viviendo los agentes pertenecientes al cuerpo de la Policía Local de Agaete, sólo se solucionaría si «dimitieran ciertos concejales» y si «el alcalde comenzara a pagar lo que corresponde», informaron fuentes policiales de la villa. La dimisión que solicitan es de «la que se hace llamar jefa de la Policía», supuestamente refiriéndose a María del Carmen Godoy, porque «su arrogancia» los tiene en esta situación.

Temas

Agaete