El huracán "Gordon" se aleja de las Azores sin causar grandes daños

EFE

El huracán "Gordon" abandona ya el archipiélago portugués de las Azores sin mayores consecuencias, según las autoridades de la región, que registraron apenas incidentes de poca importancia.

Así lo confirmaron este lunes a Efe fuentes del servicio de Protección Civil y Bomberos de las Azores, que aseguraron que no se tiene constancia de daños personales.

El huracán llegó a San Miguel y Santa María -las dos islas más afectadas- en torno a la medianoche, tal y como estaba previsto, y fue debilitándose a lo largo de la mañana.

Aún así, el temporal azotó con fuertes vientos ambas islas, con rachas de hasta 170 kilómetros por hora, y ha obligado a paralizar el tráfico aéreo y marítimo en el archipiélago.

El trabajo de los bomberos se centra ahora fundamentalmente en despejar vías de comunicación obstruidas por la caída de árboles y de otros objetos llevados por el viento.

Las autoridades de la región de las Azores -que cuenta con un estatuto que le otorga autonomía política y administrativa dentro de Portugal- reforzaron los dispositivos de emergencia ante la previsión de que el huracán castigara con violencia el archipiélago, movilizando a cerca de 900 personas.

Las cerca de 250.000 personas que residen en las nueve islas que lo conforman están acostumbradas a hacer frente a situaciones de este tipo debido a su situación geográfica, enclavadas en medio del Atlántico, a 1.500 kilómetros al oeste de Lisboa.

"Gordon" es el nombre que ha recibido el tercer huracán de la temporada en la cuenca atlántica, y que cuando alcanzó la costa de las Azores era considerado de categoría 1 -de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson-, según el Centro Nacional de Meteorología (CNH) de Estados Unidos.