El Gran Canaria, ante el reto de frenar al Madrid más ofensivo

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

El brillante campeón de la Copa del Rey se topa hoy (11.30 horas) en el camino ascendente del Gran Canaria 2014. Mientras los blancos salían invictos del Palau en una semana para enmarcar, los amarillos han tenido más tiempo de lo normal para preparar el asalto a un Real Madrid más grande aún tras su título copero.

Nunca es favorita la escuadra claretiana cuando se las ve con la galaxia blanca, y hoy no será una excepción. Más bien todo lo contrario. Llega el Madrid a la cita más en forma que nunca. Intratable en el torneo del KO, donde exhibió su mejor artillería en la final ante todo un FC Barcelona Regal, dejó claro solo unos días después en la Euroliga, que la celebración de su primer título del año no le distrae lo más mínimo con otro triunfo de calidad ante el Unicaja Málaga (86-65) el pasado jueves.

Una inercia blanca con nombre y apellido. El excelente estado de forma de Sergio Llull (MVP copero) lidera una plantilla con las ideas más claras que nunca desde la llegada de Pablo Laso al banquillo: correr y anotar a velocidad de vértigo. Las virtudes de su plantel avalan la apuesta del técnico vasco. El descaro, juventud y calidad de hombres como el propio Llull, Tomic, Mirotic, Carlos Suárez, Singler, Velickovic o el examarillo Jaycee Carroll hacen más que viable la apuesta valiente, y de momento acertada, de su preparador.

Parar esa embestida anotadora será el primer gran objetivo para creer en las (pocas) opciones del Gran Canaria en Madrid. Un cuadro amarillo ya acostumbrado a lidiar batallas con rivales de superior rango, y que llega en alza tras sus últimos partidos antes del parón copero.

Poco o nada tiene que hacer el Granca si el duelo se dispara en anotación. Y en ello ha insistido Pedro Martínez a los suyos esta semana. Presume una vez más el técnico catalán de poseer una de las mejores defensas de la Liga Endesa, y sacarle brillo hoy a esa fortaleza se hace fundamental para poner contra las cuerdas al bombardero blanco. Dispondrá Martínez de todo su plantel para intentar el asalto en la capital de España. Una plantilla mermada en nóminas profesionales tras la marcha de Taurean Green y Alando Tucker (a quién le buscan aún sustituto), pero igualmente unida por la causa.

Una causa que se ha convertido esta temporada en alejarse de los puestos peligrosos y del que, de momento, sale ileso (aventaja en tres triunfo al Murcia, penúltimo en la tabla). Tras espantar algunos fantasmas con un par de victorias de calidad, acercarse a la zona de Playoff se ha puesto a tiro de dos alegrías, las que le separa del octavo, Lagun Aro. Pero para volver a esa lucha, necesita el Gran Canaria, además de gustarse y darse alegrías en su guarida, sumar lejos de ella, algo que de momento solo lo ha logrado en una ocasión (Valladolid). Y hoy, aunque con todo en contra, tiene una nueva oportunidad de sumar otra. Difícil sí, pero nunca imposible.