El Gobierno reparte millones de euros en el País Vasco y Galicia para salvar los Presupuestos

17/10/2008

El PNV y el BNG dieron el sí al Gobierno sobre la campana y salvaron el primer obstáculo de los Presupuestos Generales del Estado para 2009. Gracias a un principio de acuerdo logrado en el último minuto, que aún debe ser confirmado el lunes, el Ejecutivo obtuvo hoy el apoyo de los ocho diputados necesarios para que el Congreso admita a trámite el próximo miércoles el proyecto. Puede ser la misma mayoría que apruebe de manera definitiva las cuentas públicas en una sesión que se celebrará a mediados de diciembre, una vez que completen su paso por la cámara baja y por el Senado.

El pacto con los nacionalistas vascos y gallegos asegura al grupo socialista en el Congreso 177 votos de apoyo a las cuentas públicas, cinco más que los 172 que sumará el miércoles próximo el bloque del no, liderado por el PP, que defenderá que el proyecto sea devuelto al Gobierno por considerarlo irreal e inadecuado para afrontar la actual grave crisis económica. En contra de las cuentas del Gobierno votarán, junto a los ‘populares’, CiU, ERC, IU, Coalición Canaria (CC), Nafarroa Bai (Na-bai), y UpyD.

El principio de acuerdo entre socialistas y el PNV aún debe concretarse y cerrarse a lo largo de este fin de semana, pero sus respectivos portavoces, José Antonio Alonso y Josu Erkoreka, se mostraron convencidos en que no debe haber sorpresas.

Alonso describió el principio de acuerdo obtenido hoy como “sólido” y “muy satisfactorio para todas las partes” y Erkoreka confirmó que está ya bendecido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los máximos dirigentes del PSOE y del PNV, y deseó que este pacto pueda ser trasladado a Euskadi, para la aprobación de sus Presupuestos y los de las diputaciones forales.

El acuerdo con el BNG, según palabras de su portavoz, Francisco Jorquera, también está perfilado y la negociación final se producirá durante la presentación de las enmiendas correspondientes en beneficio de Galicia.

Inversiones millonarias

En grandes líneas, el acuerdo transfiere de inmediato a Euskadi la competencia en materia Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), que gestionara de forma compartida con el Gobierno central. El Estado aportará unos 85 millones de euros anuales al País Vasco, destinados a la ejecución de estas políticas y a las inversiones precisas.

En el caso de Galicia, además de garantizar impulsos para la recepción de competencias pendientes y el seguimiento de las mejoras en las redes de transporte, el acuerdo incluye un aumento de la inversión estatal en la zona de 125 millones, a sumar a los 2.020 millones que ya contemplan las cuentas de 2009. En palabras de Jorquera, “la mayor inversión lograda por Galicia en unos Presupuestos”.

Como en una negociación todos pierden algo, los diputados vascos no lograron convencer al Gobierno para que también les transfiera la gestión de las políticas activas de empleo, y los gallegos no obtendrán esta legislatura la deseada competencia en tráfico y seguridad vial.

Las conversaciones entre el equipo negociador socialista, encabezado Alonso, y los grupos del PNV y BNG, liderados por Erkoreka y Jorquera, han sido muy tensas y no alcanzaron el éxito hasta uno o dos minutos antes de las dos de la tarde del viernes, la hora límite para presentar las enmiendas de devolución al Gobierno de los Presupuestos que se discutirán el miércoles.

El PSOE ya estaba avisado de que si no había pacto antes de las 14:00 horas, el PNV y el BNG se unirían a los seis partidos del no y presentarían sendas enmiendas a la totalidad. No se trataba de un farol: a las 13.55 minutos de hoy, Pedro Aspiazu, diputado del PNV y mano derecha de Erkoreka en las negociaciones, esperaba en el piso de arriba del Registro del Congreso con la enmienda en la mano para bajar las escaleras y presentarla en tiempo y forma si antes no le telefoneaba su portavoz. Los gallegos no apuraron tanto porque Jorquera y Alonso ya se habían dado la mano para la una y media de la tarde.

Teléfonos al rojo

El rumbo de las negociaciones presupuestarias cambió de forma radical el miércoles pasado, cuando CiU anunció que votará no a los Presupuestos y Erkoreka recordó a Rodríguez Zapatero que el PNV era su única salvación y que las conversaciones para conseguir sus seis votos estaban estancas y no avanzarían sin su intervención directa.

Cuando el jueves, sobre las ocho de la noche, el portavoz ‘peneuvista’ tomó un avión hacia Bilbao ya sabía dos cosas: que buena parte de los asuntos se habían desatascado y que era muy posible que al día siguiente volviese a Madrid, tras despachar con la cúpula de su partido, porque podía alcanzarse un acuerdo con el PSOE.

Esta mañana, socialistas y nacionalista vascos se reunieron en el despacho de Alonso durante más de tres horas, con muchas interrupciones para llamar a sus superiores y consultar los avances. A partir de las doce y media, con la espada de Damocles del cierre del Registro en hora y media, todo se precipitó.

Según fuentes de la negociación, Alonso realizó múltiples llamadas a ministros y colaboradores y al menos cinco a Rodríguez Zapatero. Erkoreka que iba y venía del piso sexto (su despacho) al primero (el de Alonso) no habló tampoco menos de seis veces con Iñigo Urkullu, el presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB).

El escollo principal era el dinero, la inversión anual que obtendrá Euskadi para gestionar como quería su política de Innovación. 'In extremis', llegó el acuerdo. Erkoreka abandonó hoy el Congreso, sobre las tres de la tarde, con su maleta y un 'pendrive' en la mano con los 'flecos' que discutirá este fin de semana por teléfono con Alonso.

Los puntos del acuerdo

Principio de acuerdo del PNV

- El Gobierno transferirá a Euskadi una parte de las competencias en Investigación e Innovación, que serán gestionadas entre ambos ejecutivos de manera concurrente. La comunidad vasca recibirá unos 85 millones de euros anuales, que posiblemente se descontarán del Cupo, el dinero que anualmente el País Vasco paga al Estado por los servicios no transferidos que presta la Administración central.

- El Gobierno introducirá en el Presupuesto inversiones nuevas para Euskadi. Entre ellas, autorizará la puesta en marcha de los trabajos para construir el puerto exterior de Pasajes (Guipúzcoa), una obra que exigirá importantes fondos en múltiples anualidades, aún no concretados.

- El Gobierno no acepta discutir el traspaso a Euskadi de parte de las competencias en políticas activas de empleo, en particular de los fondos destinados al fomento del empleo y a la reconversión profesional de los desempleados.

Principio de acuerdo del BNG

- El Gobierno se compromete a introducir enmiendas en los Presupuestos para aumentar en al menos 125 millones de euros las inversiones en Galicia en 2009, con lo que la cifra final de inversión en la comunidad será de 2.145 millones para el año próximo. Parte de este dinero adicional irá destinado a extender la escolarización de 0 a 3 años y a mejorar la dotación de fondos destinados a aplicar la ley de Dependencia.

- Para el 15 de diciembre, un día antes del comienzo del debate final para la aprobación de los Presupuestos de 2009, el Gobierno central y el gallego tienen que haber acordado el traspaso de un paquete de competencias pendientes que aún no se ha completado pese a estar pactado desde septiembre de 2007.

- Ambas administraciones crearán una mesa para el seguimiento de los compromisos en inversión para la mejora de la red de transportes gallega.

- El Gobierno no acepta, como pretendía el BNG, la transferencia a Galicia a lo largo de esta legislatura de la competencia en Tráfico y Seguridad Vial.