El Gobierno pide al Cabildo de Gran Canaria mediar ante el ministro Soria

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

El consejero de Política Territorial encargado dentro del Gobierno canario de sacar pecho por la ley turística, Domingo Berriel, dio a entender ayer en los pasillos del Parlamento que le ha propuesto al presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, interceder ante el ministro competente en Turismo, José Manuel Soria, para que retire el recurso presentado contra la citada ley.

Berriel asegura haber mantenido «muchos contactos» con Bravo de Laguna en los últimos meses y en alguno de ellos le ha planteado esta posibilidad. «Si el ministerio retira el recurso o al menos, levanta la suspensión solicitada al Tribunal Constitucional, el Gobierno se replantearía la negociación», afirmó horas antes de comparecer en el Pleno de la Cámara legislativa.

Ahora bien, cabe pensar que se trata de una huida hacia adelante. Primero porque el consejero resitúa la voluntad de negociar otra vez sobre las mismas premisas que provocaron precisamente el recurso del ministerio. A pesar de que asegure haber contado con el apoyo de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas que, al menos públicamente no lo ha hecho.

Por otra parte, en ningún momento Domingo Berriel dejó abierta la posibilidad de que los grupos que apoyan al Gobierno, Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista Canario (PSC), reconsideren su rechazo anunciado a debatir la proposición de ley presentada por el Cabildo de Gran Canaria.

Ya en su comparencia, el consejero dijo estar dispuesto a «negociar con el ministerio los criterios» a contemplar en una ley turística hipotéticamente modificada. «No estamos en posiciones inamovibles -aseveró-, incluso podríamos modular nuestras propuestas conforme fuera evolucionando esa negociación».

Sin embargo, los grupos seguían sin tener instrucciones de variar su negativa a aceptar la proposición del cabildo de Gran Canaria.

Además, Berriel ofreció datos de los proyectos de modernización turística: hasta marzo de 2014, suman 222 que posibilitan una inversión de 411 millones (entre los planes firmados y los que están por firmar) y unos 16.500 empleos generados.