El Gobierno no descarta al final ir al juzgado por el plus de los jefes

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Cambio de tornas. De estar a punto casi de fumar la pipa de la paz con los jefes de servicio y de sección del Ayuntamiento de Telde, que reclamaban el pago completo de sus pluses de jefatura, a la posibilidad de dejar que sean los juzgados los que resuelvan esa reivindicación. Un informe jurídico les ha llevado a no descartarlo.

A Joan Perdomo, director general de Recursos Humanos, no le gusta que se hable de que el gobierno que preside Carmen Castellano ha reconsiderado su posición inicial, porque, según recuerda, nunca tuvo una postura definida ni cerrada respecto a este conflicto laboral, pero sí admite al menos que antes estaban más cerca que ahora de llegar al acuerdo que les propusieron los propios jefes de servicio y de sección hace unos meses. Habían planteado renunciar a un 20% del dinero que le adeudaba el Ayuntamiento de sus pluses de jefatura a cambio de cobrar en un tiempo prudencial. La suma global, según cálculos estimativos, superaba los 192.000 euros, cantidad acumulada desde que en 2010, y por motivos de la crisis, el gobierno de entonces (NC, PSOE y CCN) pactara con los sindicatos reducir el plus de los jefes de servicio de 1.000 euros más al mes a 600, y el de los jefes de sección, de 500 más al mes, a 300.

El informe jurídico existía y era previo al que instaba al gobierno local a pagar la deuda que pedían los jefes, pero Perdomo, que asumió su cargo en abril pasado, lo desconocía. Con él ahora en sus manos, después de que se lo aportaran los sindicatos, ha cambiado la cosa. El dictamen viene a decir que la sentencia que en julio de 2011 dio la razón a uno de los jefes de sección, que pidió recuperar la totalidad de su plus, sólo tenía efectos a título individual, por lo que no cabía hacerla extensible al resto de los afectados. En ese sentido, advertía de que deberían ser los propios jefes los que a título individual reclamasen en los tribunales el tramo de plus que le quitaron.