El gobierno local suspende de forma temporal el cobro del IBI

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Telde aprobó este miércoles una medida insólita. En una Junta de Gobierno Local extraordinaria y urgente acordó suspender de forma temporal y sine die el cobro del IBI, cuyo plazo de pago empezaba el 4 de agosto. La alcaldesa ha confirmado que la actualización de los valores catastrales subirá los recibos este año y busca cómo evitarlo.

La suspensión entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial de la Provincia, pero antes el gobierno obtuvo garantías de Valora, que es el organismo dependiente del Cabildo que le gestiona el cobro de los tributos en Telde, de que esta moratoria temporal no va a afectar a los anticipos a cuenta que el Consistorio tiene pactados con Valora y que cobra mensualmente, por lo que, de momento, esto no pasará factura a la economía municipal.

Lo que está aún por despejarse es el tiempo en que estará suspendido el cobro y, sobre todo, qué mecanismo usará el gobierno local para evitar que este año los vecinos noten que, otra vez, le suben el recibo de la contribución urbana. Por lo pronto, la alcaldesa, Carmen Castellano, dijo ayer que Valora le confirmó el peor de los augurios. Prevé recaudar 1,9 millones de euros más respecto a 2013 y eso, según ella, lo achaca a la actualización de los valores catastrales de las casas, solicitada por el Ayuntamiento en 2013.

Castellano asegura estar día y noche trabajando en la fórmula idónea para evitar ese incremento, por lo que ayer no fue capaz de precisar si podrá noquearlo con una bajada del tipo impositivo del IBI in extremis (harto difícil porque esta vía entra en vigor siempre en el ejercicio siguiente, y no en el actual), o si recurre a la vía de las bonificaciones, que es más probable. Lo que sí tiene claro, y así lo insiste, es que la culpa de esta subida tiene nombre y apellidos: Más por Telde, NC y PSOE que aprobaron una moción en 2013, respecto a la que se abstuvo el gobierno, para pedir una revisión de la ponencia de valores.

El caso es que la oposición no se da por aludida. Carmen Hernández, de NC, le recuerda que en enero de este año el ejecutivo le rechazó por inviable una moción para bajar el IBI y el IAE. «¿Qué ha cambiado de enero a ahora para que ellos la contemplen? Lo que ha cambiado es que están instalados en una histeria electoral, deben manejar alguna encuesta que les augura un batacazo o ya lo están palpando la calle».