El Gobierno hará público las posesiones de los altos cargos

Casi un año después de la aprobación de la Ley Canaria de Transparencia, el Gobierno hará pública en dos meses las declaraciones de bienes y patrimonio de los altos cargos. Sin embargo, se excluyen tanto las declaraciones de renta como las nóminas.

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

En dos meses, se publicará en el Boletín Oficial de Canarias ( BOC) y en el Portal de Transparencia del Gobierno autonómico el patrimonio y los bienes de los altos cargos, tanto del propio Ejecutivo como del sector público -empresas, organismos autónomos y fundaciones-.

La publicación viene dada por la obligación que establece la Ley Canaria de Transparencia y Acceso a la Información Pública que está a punto de cumplir un año desde que fue aprobada y cuyo cumplimiento es bastante escaso.

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, explicó ayer que el registro de intereses de los altos cargos dejará de ser secreto.

A partir de la modificación aprobada por el Consejo de Gobierno del Decreto por el que se regulan la Organización y el Funcionamiento del mencionado registro, el contenido de las declaraciones de bienes y del patrimonio se publicará en el BOC «en los términos previstos reglamentariamente».

Para la difusión de los bienes patrimoniales se hará con una «declaración comprensiva de la situación patrimonial», pero se fijan unos límites ya que se «omitirán aquellos datos referentes a su localización y salvaguardando la privacidad y seguridad de sus titulares».

En cualquier caso, esta modificación normativa excluye el conocimiento público tanto de las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas ( IRPF) como de las nóminas de los altos cargos.

Al respecto, cabe recordar que el presidente del Gobierno del Estado, Mariano Rajoy, publicó en febrero de 2013 tanto sus retribuciones como el pago por IRPF en la web de La Moncloa.

Lo hizo acosado por la difusión que hizo El País de los documentos atribuidos supuestamente al extesorero Luis Bárcenas y en los que figura su nombre como receptor de supuestos pagos en B hasta el 2008.