El Gobierno exculpa del paro al servicio público de empleo

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

«Las tasas de paro registrado no son el resultado de una mayor o menor eficacia de las políticas activas de empleo puestas en marcha desde los servicios públicos de empleo». Así se despacha la consejería de la que depende el servicio canario, al explicar a una diputada la inversión en las políticas activas de empleo.

La ley de 2003 por la que se creó lo que ahora se conoce como Servicio Canario de Empleo (SCE) indica que este organismo público «tiene como finalidad fomentar, mejorar y promover el empleo en nuestro ámbito territorial, luchar contra el desempleo y cubrir las necesidades de formación de los trabajadores desempleados y ocupados».

Sin embargo, la Consejería de Empleo que dirige Francisca Luengo reinterpreta el sentido no sólo del SCE sino en general, de los servicios públicos, en una respuesta dirigida a la diputada del Partido Popular (PP), Aurora del Rosario.

«El paro es una consecuencia de la situación de la economía, por lo que no existe fundamento alguno para exigir a los servicios públicos de empleos que sean los responsables de recuperar el empleo», asevera el Gobierno.

La consejería sostiene que «las tasas de paro son el resultado de la actual crisis, de origen financiero, que ha repercutido de manera muy negativa en la actividad económica y ello ha comportado consecuencias en el ámbito laboral, manifestadas en descensos del número de empleos y aumentos de los niveles de paro».

El área que dirige Luengo prosigue con que «sólo se alcanzará -el empleo- una vez la economía entre de manera sostenida en la senda del crecimiento, circunstancia que, para la mayoría de expertos, dependerá de un conjunto de profundas estructurales y no -subraya- de las políticas de empleo gestionadas desde los precitados servicios».

Entonces, a juicio de la consejera «sería aconsejable y responsable, desde diferentes ámbitos, hacer una reflexión acerca de la función que toca al Servicio Canario de Empleo en la actual situación de deterioro del empleo en Canarias».

Aunque no lo hace la respuesta, cabe recordar que el Servicio Canario de Empleo es uno de los organismos públicos que más presupuesto maneja en cada ejercicio, detrás del Servicio Canario de Salud (SCS). Y en 2012 gastó más dinero en mantener su estructura que en los programas de fomento de empleo, según figura en otra respuesta publicada en el Boletín del Parlamento.