El Gobierno dará menos dinero para financiar el Plan de Empleo Social

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

El Plan de Empleo Social de 2013 se reanudará este verano pero con menos aportación del Gobierno autonómico. De los 30 millones anunciados el año pasado, la consejera Francisca Luengo, habla de 10 millones para 2014. Eso sí, esta vez el Ejecutivo tiene la intención de gastar toda la partida que al final consigne.

La consejera competente en las políticas de empleo del Gobierno canario, Francisca Luengo, se negó ayer lunes a confirmar a la diputada del Partido Popular (PP), Aurora del Rosario, que el dinero que pondrá el Ejecutivo para cofinanciar el Plan de Empleo Social son 10 millones.

Sí lo hizo, en cambio, el presidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), Manuel Ramón Plasencia, quien indicó que «este año la voluntad es que se gaste toda la partida presupuestaria».

Teóricamente, los 10 millones que vendrán del Gobierno representan una reducción notable respecto de los 30 millones que el propio presidente, Paulino Rivero, anunció en el debate sobre el estado de la nacionalidad canaria de 2013.

Pero en realidad, de esos 30 millones la consejería gastó 5,4 millones ya que su aportación iba determinada a lo que pusieran los ayuntamientos. Éstos, al final, consignaron 10,8 millones.

Así que, si la última reunión que falta por desarrollar entre el Gobierno y la Fecam da los resultados previstos, la ficha financiera del Plan de Empleo Social en 2014 será de 20 millones frente a los 16,2 millones de 2013.

La concreción de la financiación de esta iniciativa centró la discusión entre Luengo y la diputada del PP, quien planteó la necesidad de descartar la fórmula de la cofinanciación por ser «injusta».

La consejera interpretó que Aurora del Rosario lo que pretende es «boicotear» el plan y le retó a que «venga usted conmigo a ver si convencemos al Gobierno del PP a que reponga el Plan Integral de Empleo de Canarias».

Luengo explicó que «el ministerio no me permite financiar al 100% el plan, porque sería considerado entonces una ayuda social», y no quiso acabar sin lamentar: «usted -dirigiéndose a la diputada del PP- ha llegado a este Parlamento en ascensor y no subiendo por las escaleras como han hecho los que están aquí -del Rosario es esposa del presidente del grupo parlamentario- y por eso, no se entera», le espetó.