El Gobierno canario se plantea abrir su programa de reencuentro familiar a los descendientes de canarios en Venezuela

11/10/2006

Llevan una media de 47 años sin pisar tierra canaria desde que la dejaran para buscarse la vida en Venezuela. Rellenaron un formulario sobre un programa de reencuentro familiar y 40 de los 312 presentados tendrán la suerte de viajar este jueves a las Islas, para pasar unas semanas o meses con sus familias, una medida que podría abrirse a sus descendientes.

El Gobierno de Canarias se está planteando abrir su programa de reencuentro familiar, que reúne a canarios emigrados a Venezuela que no han podido visitar de nuevo el Archipiélago desde su partida, a los descendientes de estas personas, tal como afirmó este martes el viceconsejero de Emigración del Ejecutivo regional, Efraín Medina.

Según Medina, esta es una petición que se la ha hecho llegar en varias ocasiones y que podría hacerse efectiva. Así, el viceconsejero planteó la posibilidad de organizar campamentos en Canarias para reunir a estos descendientes de canarios con la Comunidad Autónoma original de sus ancestros.

Por el momento, un total de 40 canarios que emigraron hace casi medio siglo a Venezuela y que, desde entonces, no han podido volver a su tierra por problemas económicos, viajarán este jueves al Archipiélago para reunirse con sus familiares gracias a este programa de reencuentro familiar promovido por la viceconsejería de Emigración.

Este programa, que cuenta con un presupuesto de 60.000 euros, cubre los gastos del viaje y estancia en Canarias los diez primeros días, tras lo cual son acogidos por sus familiares, que pueden tenerlos consigo por un plazo máximo de seis meses, aunque cabe la posibilidad de que terminen quedándose.

El viceconsejero declaró que durantes diez días, contarán con un ?programa sociocultural muy apretado?, y que se realiza gracias a la colaboración de los Ayuntamientos y otras instituciones pública y privadas.

Como media, Medina señaló que estas personas seleccionadas, han pasado 47 años sin volver a Canarias desde que recalasen en el país americano, principalmente por falta de recursos. En este sentido, el viceconsejero recalcó que es ?requisito fundamental? el intervalo de tiempo pasado sin haber vuelto a las Islas, entre otros factores, como la edad de los solicitantes y las posibilidades económicas.

Los viajes se asignan a través de un sorteo público, previo relleno de un formulario que analiza el Gobierno canario para decidir quien finalmente accederá. Fundamentalmente son los propios centros de mayores quienes envían estas solicitudes. Este año han sido 312 las solicitudes, de las que finalmente se han resuelto 40.

Sin embargo, no todas las personas que son seleccionadas necesariamente deben tener familia en Canarias y tampoco es requisito imprescindible, a pesar de ser un programa de reunificación familiar, tener relaciones positivas con su familia. En este caso, las personas vuelven a visitar su tierra natal durante los diez días y luego regresan a Venezuela.

No obstante, el propio viceconsejero dijo haberle sorprendido ?la respuesta positiva de los familiares, porque habían familiares que no se conocían?. Las 40 personas que han resultado agraciadas viajarán este jueves a las Islas de Tenerife, Gran Canaria y La Gomera.

Cabe recordar que este programa es rotativo y que cada año toca en un país distinto, en contreto, y tal como explicó Efraín Medina, un año toca con los ciudadanos cubanos, venezolanos y por último el cono sur, Argentina y otros países.