El Gobierno canario responde que el estudio que le sitúa a la cola de la educación en España busca sólo que haya más centros concertados

19/01/2007

El Gobierno de Canarias mostró hoy su molestia ante el estudio publicado a nivel nacional en el que se asegura que el Archipiélago, junto a Andalucía, están a la cola en la calidad de la educación. El viceconsejero de Educación, Fernando Hernández Guarch, afirmó hoy a ACN Press que "los datos objetivos muestran que en muchos parámetros no estamos tan mal", y precisó que este estudio ha sido realizado "para descalificar la educación andaluza", que tiene unos parámetros "similares a los que tenemos en Canarias".

El estudio al que aludía Guarch, y que hoy ha sido tema de portada en dos periódicos canarios, ha sido realizado por la organización Profesionales por la Ética, que dijo es una organización andaluza que buscaba con el estudio "criticar el hecho de que en Andalucía hay pocos centros concertados y muchos públicos", algo que en Canarias incluso sucede en cifras mayores, puesto que el Archipiélago es la autonomía española con más porcentaje de centros públicos (el 80 %) frente a los concertados (12 %) y privados (8 %).

"Lo primero que hay que decir es que éste es un estudio de una entidad privada cuyo fin principal es hacer una defensa a ultranza de la enseñanza concertada", dijo el viceconsejero, que precisó que la organización Profesionales por la Ética se puede enmarcar en un espectro político "muy a la derecha", hasta el punto de que en su página web defiende cuestiones como la insumisión de los padres ante la enseñanza de la asignatura de 'Ciudadanía', surgida como sustituta de la Religión como enseñanza obligatoria.

Hernández Guarch dijo que, al tener Canarias también unos porcentajes de mayoría clara de educación pública "ha salido trasquilada de paso" en este estudio de la organización. El viceconsejero admitió que Canarias de siempre ha tenido unas tasas altas de fracaso escolar "en las que estamos trabajando para tener resultados positivos a medio plazo".

"Quizás Canarias no tiene los mejores resultados ?dijo el viceconsejero- pero sí tenemos una buenas cifras en cuanto a servicios y gasto". Guarch no dudó en admitir que la tasa de fracaso aún es alta o que hay muchos repetidores, pero expuso que éstos resultados "se han ido mejorando año a año" con medidas como la modernización del sistema educativo, la generalización de la enseñanza de un segundo idioma, la modernización del currículum general o la formación del profesorado.

Además, Guarch explicó que la tasa de graduados en Secundaria que aporta el estudio para el año 2003-2004 era para Canarias del 61 %, pese a que la cifra real es del 68,7 %, "lo que nos sitúa en la media nacional" y encima de siete comunidades más. Sin embargo, el viceconsejero admitió que el error en esa cifra "partió en 2004 del propio Gobierno de Canarias" que facilitó al Ministerio "una cifra errónea que luego hemos pedido que se corrija".

El gasto medio por alumno en las Islas, dijo el viceconsejero, es uno de las cinco más altas de España, y en Canarias se dan indicadores de la calidad del servicio que se presta como el hecho de que es la autonomía con mayor uso de comedores escolares o con mayor volumen de transporte de estudiantes.

Además, el Gobierno esgrime que alguna de las tasas que se denuncian se rebaten con otras muy positivas. Así, si bien es cierto que en las Islas se da el mayor porcentaje de alumnos de 15 años en cuarto de ESO (mayores que lo normal), Guarch recordó que la tasa de escolarización de alumnos en Bachillerato (16-18 años) es de las más altas del Estado.

"Entendemos que este informe", dijo Guarch, "es de una parte interesada", con lo que dijo estar "escandalizado" porque "hemos salido en esta foto de manera injusta", y consideró que el Gobierno debe defender la situación de Canarias, que como Andalucía "históricamente ha tenido más educación pública que las comunidades del norte de España" donde hay más "organizaciones religiosas que tienen centros concertados" por casi ninguno en Canarias, y es precisamente este tipo de centros los que de manera soterrada busca avalar este estudio, al entender del Gobierno.