El Gobierno canario rechaza el ERE del Ayuntamiento de Gáldar

EFE

La Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias ha denegado al Ayuntamiento de Gáldar la autorización para poner en práctica el expediente de regulación de empleo (ERE) con el que pretendía despedir a 54 empleados municipales y enviar temporalmente al paro a otros 87.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa (NC), ha explicado hoy miércoles en rueda de prensa que el ERE no ha sido aprobado por el Gobierno canario porque, fundamentalmente, carece de un plan económico y financiero, así como de un plan de empleo.

Sosa, que gobierna en coalición con el PSOE, ha indicado que el Ayuntamiento sí remitió el plan económico y financiero, aunque sin la correspondiente aprobación por el pleno municipal, y en cuanto al plan de empleo, ha dicho que su presentación no es obligatoria.

Por ello, ha anunciado que el Ayuntamiento presentará antes de un mes un recurso de alzada a esta resolución de la Dirección General de Trabajo ante la consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Margarita Ramos.

Sosa ha dicho a Efe que es "una resolución negativa a los intereses a todo un municipio, ya que no va solo contra un grupo de gobierno", y ha agregado que el rechazo al ERE se sustenta en dos cuestiones que para él se caen, la primera es "un plan de empleo que no es preceptivo en una administración pública, y lo dice el propio informe, que es potestativo del Ayuntamiento tenerlo o no".

"La segunda cuestión es la ausencia de un plan de saneamiento que sí le enviamos, pero que se nos dice que no les consta que esté aprobado por el Consistorio", ha agregado.

Para Sosa, si esas son las soluciones alternativas para ponerlas sobre la mesa y que se apruebe el ERE "bienvenidas sean", pero ha adelantado que durante el tiempo que se tramite esa documentación y se les envíe, este ayuntamiento está obligado a tener "unas preferencias de pago que van a ser muy dañinas para la situación de esta Corporación municipal".

Las preferencias de pago serán las retribuciones de los funcionarios, porque así lo establece el informe de la intervención municipal, las disposiciones de retenciones (incluidas las cuotas sindicales), lo que falta de la extra del mes de julio, las subvenciones finalistas (convenios del INEN) y los servicios y suministros esenciales (Unelco y recogida de basuras).

Cuando se pague todo eso, ha apuntado el alcalde, el Consistorio pagará la nómina de los laborales y las retribuciones de los concejales.

"No me voy a complicar mucho la vida porque, y lo digo de así de claro, quien tiene ahora que mirar hacia la administración son los trabajadores, en concreto al Gobierno de Canarias, porque el Ayuntamiento de Gáldar lo ha intentado. El Ejecutivo se ha ido por la puerta de atrás y ha intentado cerrar este capítulo pensando que no va a haber malas consecuencias, pero estas van a ser aún peores en estos momentos", ha subrayado.

El político de NC ha dicho que entiende "el estado de nerviosismo" del Ejecutivo canario, que, a su juicio, pensaba que quizás iba a haber una polémica si se aprobaba el ERE, cuando la polémica puede ser aún más intensa con las preferencias de pago.

"Tengo asumido que el político será el último a la hora de cobrar, pero también tengo asumido que hay que estar a la altura de las circunstancias, como también tendrían que estar los trabajadores, sobre todos los sindicatos, que han negado sistemáticamente a llegar a ningún tipo de acuerdo", ha añadido.

Tras adelantar que no espera "nada" de los sindicatos, ha dicho que confía en que el Gobierno de Canarias entienda que "ahora las conclusiones y las afecciones futuras van a ser perores, es decir, que va a ser peor el remedio que la enfermedad".

"Creo que si hubieran sido sensatos en este sentido se tendrían que aprobar determinadas cuestiones que modifiquen la realidad económica de este Ayuntamiento, si quieren con determinados condicionantes, como puede ser un plan de saneamiento, pero lo que no se puede decir es que no y mirar para otro lado, porque ahora las consecuencias van a ser peores", ha señalado.