El Gobierno canario dice no a extraer arena del Sur

11/10/2007

La Viceconsejería de Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias ha emitido informe desfavorable al proyecto de aprovechamiento del banco de arena de Pasito Blanco para la alimentación de playas del Sur que promueve la Dirección General de Costas.

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno canario se ha vuelto a posicionar en contra de la intención de la Dirección General de Costas de extraer arena del banco submarino de Pasito Blanco para regenerar playas de Gran Canaria y ampliar la superficie de baño en varios puntos del litoral del Sur. Tras solicitar en vano que estudiara otras alternativas para la obtención de arena durante la anterior consulta hecha por Costas, el Ejecutivo canario da un paso adelante emitiendo un «informe desfavorable» al proyecto que ya concreta en 5,6 millones de metros cúbicos el volumen de arena a obtener a tres millas al suroeste del morro de Pasito Blanco.

Y es que la cantera elegida por el departamento del Ministerio de Medio Ambiente dirigido por el grancanario José Fernández para llenar de arena blanca un conjunto de playas y desembocaduras de barrancos de San Bartolomé de Tirajana y Mogán está dentro de los límites de un espacio de la Red Natura 2000, el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Franja Marina de Mogán, tal y como varias administraciones han informado sucesivamente a Costas y, según informa la Viceconsejería de Ordenación Territorial, «existe la posibilidad de que la ejecución de las acciones previstas por dicho proyecto puedan afectar significativamente a los valores recogidos en el ámbito» del LIC, hábitat de dos especies prioritarias, el delfín mular y la tortuga boba.

Se da la circunstancia de que la Viceconsejería ha emitido informe desfavorable como una valoración inicial «ante la escasa disponibilidad de tiempo para llevar a cabo un análisis detallado de las repercusiones posibles», y se compromete a remitir la respuesta detallada definitiva, que está elaborando el Servicio de Biodiversidad, «en el menor tiempo posible».

El estudio de impacto ambiental que acompaña al proyecto que Costas acaba de someter a información pública dice que la zona del banco de arena es una zona de transición ecológica del extenso sebadal situado al Este (hacia el Faro de Maspalomas) con baja diversidad de comunidades bentónicas y que la arena proviene de Maspalomas «y está en reposo o moviéndose hacia el Suroeste y el Sur hasta perderse por el talud de la plataforma insular». El estudio descarta cualquier posible afección a la estabilidad de la playa de Maspalomas y sólo estimado como moderdo el impacto sobre el medio bentónico (seres vivos de esos fondos arenosos) y la pesca de fondo.