El Gobierno británico advierte de que el 'Brexit' haría inevitable el control de fronteras con Irlanda

REUTERS/EP

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, ha advertido a los votantes este lunes de que si Reino Unido opta por su salida de la Unión Europea, el escenario conocido como 'Brexit', se harán inevitables los controles de frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda.

Irlanda y Reino Unido han permitido la libertad de circulación de las personas entre sus fronteras desde el siglo pasado, pero Osborne ha advertido que los controles de personas y bienes serán inevitables si las fronteras se convierten en fronteras externas de la Unión Europea tras el referéndum del 23 de junio.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea supondría un golpe para el comercio de bienes y servicios que van a Irlanda, que anualmente suma unos 3.600 millones de libras esterlinas (unos 4.575 millones de euros) y del que un 37 por ciento proceden de Irlanda del Norte.

"Podrían producirse cambios en los acuerdos fronterizos... Es inevitable. Permitir a los que hacen campaña sugerir que este no es el caso es no ser claro con la gente", ha señalado Osborne en un comunicado difundido antes de hacer campaña en Irlanda del Norte.

El desmantelamiento de los puestos de control militar fronterizos fue un aspecto clave para lograr los acuerdos firmados en 1998, que pusieron fin a tres décadas de violencia entre los nacionalistas católicos que buscaban una Irlanda independiente y los protestantes unionistas, que abogaban por la permanencia como parte de Reino Unido. Más de 3.600 personas murieron en el conflicto.

Grupos de irlandeses nacionalistas han advertido de que una vuelta a los puestos fronterizos podría desestabilizar el proceso de paz. En este sentido, el partido nacionalista Sinn Fein ha pedido que se lleve a cabo un referéndum sobre la unidad de Irlanda en el caso de que se produzca el 'Brexit'.

Por su parte, la secretaria de Estado de Irlanda del Norte, Theresa Villiers, uno de los miembros del gabinete británico que hace campaña a favor del 'Brexit', ha señalado repetidamente que no habría necesidad de volver a establecer los controles fronterizos.

Sin embargo, Osborne ha desestimado estas declaraciones. "No se puede decir 'queremos controles en nuestras fronteras', como han estado pidiendo, y después decir que esto (el 'Brexit') no va a tener ningún efecto en las fronteras", señaló el ministro británico en una entrevista con la BBC.

Además de las fronteras, Irlanda del Norte depende de los ayudas de la Unión Europea para la agricultura y de sus fondos, pues tras el proceso de paz se volvió particularmente vulnerable y el 'Brexit' podría "ahogar" su economía y aumentar el desempleo, advirtió Osborne. "Si Reino Unido vota a favor de irse, cualquier voz a favor de la independencia estará de acuerdo en que se producirá un profundo impacto económico", reiteró.

Sin embargo, la ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, miembro del euroescéptico Partido Democrático Unionista, ha descrito como "alarmistas" las advertencias sobre las consecuencias negativas en la economía de una posible salida de Reino Unido del bloque comunitario.