El gobierno adquiere casi la totalidad de Sodecan

Se han 'cambiado' acciones por inmuebles y un solar por valor de un millón

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

La Consejería de Economía y Hacienda quiere hacerse con la totalidad de la empresa pública Sociedad para el Desarrollo de Canarias (Sodecan). De momento, ya ha comprado su participación a las entidades La Caixa, Cajasiete y BBVA, que tenían el 17%. Resta el 13% de las acciones en poder de Bankia.

El viceconsejero de Hacienda y Planificación, Jesús Velayos, señala que la intención del Gobierno de Canarias es que Sodecan pase a ser una empresa totalmente pública. Con ese objetivo, ya se ha hecho con las acciones que hasta ahora estaban en manos de distintas entidades bancarias "intercambiándolas por productos ociosos y a un precio razonable".

Al respecto, detalló que el 30% de la empresa estaba en manos de cuatro bancos -BBVA (4%); La Caixa (12%); Cajasiete (1%) y Bankia (13%). Las tres primeras se mostraron dispuestas a vender su parte, aunque desde Economía "se dejó claro desde el primer momento que no íbamos a poner dinero".

Los bancos tenían el 30% de las acciones y el Gobierno decidió comprarlas "a precios ventajosos para la sociedad y a cambio de bienes", subraya el viceconsejero, que añade que "es absurdo que estemos actuando en el mercado del crédito y a la vez estemos contando a los bancos nuestra estrategia".

Hasta el momento, ya se han adquirido las participaciones de Cajasiete, BBVA y Caixa, negociadas "a la baja y compensadas con activos de la empresa que no se iban a utilizar". En el caso de BBVA y Cajasiete, sus acciones se cambiaron por oficinas en Tenerife y Gran Canaria -que una vez reducida la dimensión de la empresa quedaban inutilizadas-. Con La Caixa, se permutó su porcentaje por una parcela en Arinaga que la Consejería intentaba vender desde hace tres años "sin que nadie se hubiera interesado" por el solar.

Respecto Bankia, y debido al proceso de reestructuración que ha vivido la entidad, no respondió a la primera propuesta de la Consejería y cuando lo hizo pidió un precio muy alto. Velayos apunta que "si llegamos a un acuerdo, será a un precio similar al alcanzado con los otros bancos". Agrega que tampoco resulta un obstáculo en su trabajo si no se compran estas acciones porque el porcentaje en manos externas es bajo.