El gasto total del turismo británico aumenta un 14%

20/03/2017

La devaluación de la libra frente al euro provocó el descenso de casi un 5% del gasto de los británicos en sus vacaciones en Canarias en 2016. Es de momento solo un aviso, porque el incremento de las llegadas desde este país desde este mercado elevó un 14% la facturación total de este mercado, hasta los 5.132 millones de euros.

Es un primer y contundente aviso para Canarias: la devaluación de la libra frente al euro tras la decisión aún no materializada de Reino Unido de salir de la Unión Europea está llevando a sus ciudadanos a ajustar el gasto de sus vacaciones en las Islas.

La buena noticia es que, al menos de momento, la pérdida de competitividad del Archipiélago no ha provocado el descenso  de las llegadas desde Reino Unido. Al contrario, en 2016 las visitas de británicos se dispararon –uno de cada tres turistas extranjeros procedía de Reino Unido–, lo que llevó a su vez a cotas históricas la facturación total de este mercado.

El pasado año Canarias acogió a 4,2 millones de turistas británicos, 671.644 más que en 2015 (+18,9%). Estos visitantes emplearon en sus vacaciones en el Archipiélago 5.132 millones de euros, es decir, 627 millones más que en 2015, lo que representa un aumento de un 13,9%. Eso sí, el gasto medio por británico se redujo un 4,7%, hasta los 1.073 euros (768 euros en origen, un 4,5% menos; y 305 euros en Canarias, un 5,3% menos).

Al menos en lo que se refiere al  volumen de turistas, la tendencia positiva del mercado británico parece prolongarse en este 2017. En enero y febrero, las entradas desde Reino Unido han subido un 14%, hasta alcanzarse en dos meses los 781.939 pasajeros, 97.072 más que un año antes.

El alza del mercado británico se explica fundamentalmente por dos razones, ambas coyunturales: el vigor de la economía británica; y las dificultades en los destinos mediterráneos. Los expertos advierten de que este ciclo positivo se cerrará cuando se materialicen las consecuencias negativas de la desconexión del Reino Unido y los destinos competidores se recuperen.

Dependencia. El Gobierno de Canarias considera que para atenuar la posible caída del turismo británico a medio plazo, el destino debe incidir en la diversificación de los países desde los que llegan los turistas.

Los destacados aumentos relativos en las llegadas desde Italia (+24% interanual en los dos primeros meses de 2017), o Polonia (+16%) confirman que se están dando pasos en esta dirección gracias a la apertura de nuevas conexiones, sobre todo bajo el paraguas de las compañías de bajo coste.

Aún así, Canarias sigue manteniendo una gran dependencia de sus turistas más fieles: solo cuatro mercados –Reino Unido, Alemania, Países Nórdicos y España– generaron un gasto turístico en sus vacaciones en las Islas de 12.248 millones de euros, es decir, el 74% del total de 16.579 millones de facturación total del destino el año pasado, cifra esta última que supuso mejorar en 2.251 millones el registro de 2015, según los datos de Promotur. Los alemanes gastaron 3.812 millones (+20% respecto a 2015); los de los Países Nórdicos 1.919 millones (+4,2%) y los españoles 1.385 (+20%).