El Galdós, a un paso de la quiebra

El concierto del próximo sábado en el Galdós podría ser el último de la temporada del coliseo grancanario. La falta de liquidez ya es un hecho: el Teatro necesita con urgencia más de un millón de euros. Si el director general, Juan Cambreleng, no logra el crédito bancario que ha solicitado se tendrán que cancelar las actuaciones de la Mariinsky y el Tannhäuser de la biznieta de Wagner.

El presupuesto del teatro Pérez Galdós depende primordialmente de las aportaciones públicas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y del Cabildo de Gran Canaria. Entre ambas instituciones se comprometieron a aportar cinco millones de euros: tres el Consistorio y dos la Corporación Insular. Pero recibirlos en este ejercicio se ha vuelto una tarea complicada. Por un lado, porque el Ayuntamiento que preside Jerónimo Saavedra tiene aún sus presupuestos por presentar para su aprobación, prevista ahora para el mes de abril. Por otro, porque la Consejería insular de Cultura, que dirige Luz Caballero, decidió consignar sólo 0,01 euros para el Galdós, confiando el resto (2 millones de euros) al remanente.
Sin ingresos públicos, el Pérez Galdós ha llegado a una situación de colapso. Según el director general, Juan Cambreleng, este «desfase de tesorería» entre ingresos y gastos lo previó en diciembre, fecha en la que solicitó al patronato permiso para suscribir una póliza de crédito. Pero «se han retrasado algo más las cosas y estamos algo atosigados». El problema es que sin avales solventes -no existe el presupuesto del Ayuntamiento y la cuantificación del remanente del Cabildo aún está por especificar- no se conceden préstamos.

Dos óperas. De momento lo que parece claro es que el Galdós debe afrontar de inmediato «dos pagos fuertes»: Lady Macbeth de Mtsensk, con la Opera Teatro Mariinsky dirigida por Valery Gergiev, la próxima semana -8 y 9 de abril- además del concierto homenaje a Rafael Nebot y la nueva producción de Tannhäuser, a cargo de la biznieta de Wagner. Para ello Cambreleng dice que necesita «millón y pico de euros», aunque de «aquí a julio» la cantidad es de «dos millones de euros» para cinco espectáculos. Por esas fechas ya se habrá iniciado «la promoción de la próxima temporada» y la captación de abonados -ingresos-. Cambreleng dice que en 2010, ante la previsión de una merma de ingresos, prepara una temporada más modesta «sin renunciar a la calidad». El director del Teatro confía en conseguir el crédito bancario y solucionar el problema «en breve», es decir, «esta semana», y espera que ambas corporaciones coadyuven a que se logre.