El fuego cerca el Parque Nacional de Garajonay

28/04/2008

Las dos de la tarde volvió a ser clave hoy en La Gomera. A esa hora, pero del día anterior saltó la chispa en Hermigua y Vallehermoso. Hoy, antes de esa hora el fuego parecía controlado en los altos de los municipios de Hermigua, Agulo y Vallehermoso, pero un brusco giro en la dirección del viento ha cambiado todo. Las llamas se han avivado y el viento, que sopla a más de 50 kilómetros por hora, lo ha hecho virar hacia la zona de La Palmita, entrando en el Parque Nacional de Garajonay, cerca de Laguna Grande. Los efectivos que actúan en la zona han tenido que abandonarla a toda prisa rumbo al centro de visitantes Juego de Bolas. Sólo pueden operar los tres helicópteros que desde primera hora de la mañana lanzan agua sobre las llamas y a los que se han sumado a partir de las tres de la tarde tres hidroaviones. A las cuatro de la tarde el pesimismo se ha adueñado otra vez de la Isla Colombina.

A esa hora los vecinos de Los Aceviños estaban convencidos de que el fuego había llegado a sus casas. Nadie, sin embargo, lo confirmaba. “Es que sólo les interesa el parque” decía llorando María Isabel Medina en una cafetería de Hermigua. Ella y su familia salieron por sus propios medios del pueblo la tarde del sábado porque  "vimos que el fuego estaba a 300 metros gracias a la radio; si no no nos enteramos”, aseguraba esta mujer.
A las cinco de la tarde ya era prácticamente oficial que el fuego había entrado en el Parque Nacional de Garajonay. La veintena de vecinos de La Palmita evacuados en centro de visitantes Juego de Bolas habían ya sido trasladados a Agulo y allí solo quedaban los militares y efectivos de las cuadrillas de extinción de incendios. En esos momentos se daba casi por seguro que el fuego no se iba a controlar tan fácilmente como se creía a primera hora de la mañana. También era ya oficial que, al menos uno de los conatos, el de Hermigua, no había sido fortuito, sino provocado por la chispa de una radial o una soldadora que estaba utilizando un vecino. El conato de Vallehermoso, ayer totalmente controlado, lo provocó el roce de dos cables eléctricos.

En el monte se desconocía ayer el daño que estaba provocando el fuego, pero en Hermigua y Vallehermoso los vecinos comienzan a hacer cuentas. Las fincas de plataneras, las huertas de papas y millo y muchos cercados con animales están totalmente calcinados. Algunas casas abandonadas también han sido pasto de las llamas, pero ninguna vivienda ni ningún vecino han sido alcanzados por las llamas. Las más de 400 personas evacuadas desde el medio día de ayer han vuelto progresivamente a sus viviendas, excepto los vecinos de La Palmita y Los Aceviños, que hoy se preparan para pasar otra noche más fuera de casa.
El delegado del Gobierno, Salvador García Llanos, acompañado por el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, han visitado las zonas calcinadas y, desde un helicóptero, ambos han atisbado los lugares donde el fuego sigue arrasando ya monte del Parque Nacional de Garajonay