El fiscal de caso Nóos pide que se cite como testigo al sobrino de Urdangarin

EFE

El fiscal Pedro Horrach ha pedido este martes al juez del caso Nóos que cite como testigo a Jan Gui Urdangarin, sobrino del duque de Palma, para aclarar su función a la hora de contactar con personas a las que las empresas del grupo Nóos daban de alta en la Seguridad Social pese a no realizar ningún trabajo.

Según han señalado fuentes jurídicas, tanto el fiscal como la acusación ejercida por el sindicato ultraderechista Manos Limpias han pedido que se cite a Jan Gui Urdangarin, después de que una testigo que ha declarado hoy en Barcelona ante el juez haya admitido que no había hecho ninguna labor para el entramado de empresas del Instituto Nóos, pese a que la dieron de alta en la Seguridad Social.

Esta mujer fue dada de alta en la Seguridad Social como encuestadora, primero para Nóos Consultoría y luego para Aizoon -la empresa con la que los duques de Palma gestionaban su patrimonio-, aunque este martes ha admitido ante el juez José Castro que nunca hizo ningún trabajo para el grupo.

La testigo ha confesado ante el juez que quien contactó con ella fue Jan Gui Urdangarin, que le ofreció darla de alta en la Seguridad Social aunque no tuviera que realizar ningún trabajo, lo que la mujer aceptó porque le faltaban dos años de cotización en la Seguridad Social.

A raíz del relato de esta testigo, uno de los últimos en comparecer en la ronda de interrogatorios que entre ayer y hoy se han llevado a cabo en Barcelona, el fiscal y Manos Limpias han pedido al juez que cite como testigo al sobrino del duque de Palma para que aclare su papel a la hora de contactar con las personas que aparecían como trabajadores del grupo, aunque en algunos casos no realizaban ninguna función.

Según las fuentes consultadas, el fiscal sospecha que varios de estos contratos ficticios se firmaron para dar apariencia de volumen de trabajo a las empresas satélite del Instituto Nóos, para dotarlas de una infraestructura falsa y simular así una actividad que justificara los ingresos que acumulaban, procedentes del Instituto Nóos.

A lo largo de la mañana ha comparecido también como testigo Luis Tejeiro -hermano de los imputados Marco Antonio Tejeiro, Ana María Tejeiro y Miguel Tejeiro, por su vinculación al Instituto Nóos-, que ha asegurado que se limitaba a anotar el importe de las facturas de Nóos en un libro de cuentas, en contra de lo que sospechan las acusaciones, en el sentido de que en los apuntes contables se hacía una previsión de ingresos antes incluso de elaborar las facturas.

Durante la sesión de ayer, en la que el juez interrogó a una treintena de testigos, dos proveedores negaron que los trabajos que les encargó el Instituto Nóos tuvieran relación con los Juegos Europeos que impulsó la Generalitat valenciana.

La declaración de estos proveedores supone un aval a la teoría del fiscal de que la entidad pudo presentar facturas falsas al Gobierno autonómico valenciano presidido entonces por Francisco Camps.

Además, uno de los testigos sostuvo que no facturó para el Instituto, pese a que sí figuraba en el libro de apuntes contables, y otro señaló que el importe de la factura no se correspondía con el que aparecía en el apunte contable.

También ayer testificó el notario Carlos Masiá, que intervino en la constitución de varias de las entidades satélites del grupo, entre ellas Aizoon, a quien el juez le pidió que le aportara documentación suplementaria.