El fiscal advierte del auge del 'sexting' en Las Palmas

ANTONIO F. DE LA GÁNDARA

La Fiscalía de Las Palmas ha advertido al fiscal general de la «proliferación» del sexting difusión de imágenes sexuales por la red y el WhatsApp entre los menores. El origen de esta conducta, asevera, está en «la devaluación de los valores de la intimidad y la privacidad». La memoria que el fiscal general del Estado entregó al Rey el miércoles con motivo de la apertura del año judicial en Madrid, referente a la actividad del Ministerio Público durante el año pasado, afirma que «casi todas las Fiscalías» provinciales «destacan» en sus memorias la «proliferación» de casos de sexting o difusión a través de redes sociales y WhatsApp de imágenes de contenido sexual, pero han sido fiscalías de Menores como la de Las Palmas coordinada por la fiscal Montserrat García o la de Navarra la que han dado con la clave al aseverar que tras este fenómeno «subyace la devaluación de los valores de la intimidad y la privacidad». A juicio de la Fiscalía de Menores de Las Palmas, esta devaluación es «consecuencia del culto narcisista de la propia imagen que caracteriza a la sociedad actual, así como la nula conciencia sobre las consecuencias de tales comportamientos». El caso más sonado de sexting en Las Palmas trascendió en enero de 2013, cuando un juzgado de menores de Las Palmas condenó a ocho niños por mofarse de un compañero a través de Tuenti y provocarle un trastorno psicológico. La sentencia les condenó a trabajos socioeducativos y obligó a los padres a abonar 6.000 euros a la víctima, que llegó a intentar suicidarse por la mofa a la que fue sometido.