El "exceso de proteccionismo" frena la economía canaria

José Miguel Pérez
JOSÉ MIGUEL PÉREZ

La patronal pidió este martes al Gobierno de Canarias cambios en el marco legal y fiscal para acabar con lo que considera un exceso de «proteccionismo» que frena la internacionalización de la economía canaria. La Confederación Regional de Empresarios de las Islas Canarias (Coreica) reivindica una regulación «más flexible». El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, y el de la CEOE Tenerife, José Carlos Francisco, transmitieron este martes al consejero de Economía del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, la necesidad de contar con un marco «mucho más flexible» de regulación de la actividad económica para impulsar la competitividad de las empresas del Archipiélago. Los representantes de las dos patronales canarios reclamaron una vez más que se ponga remedio al «exceso de proteccionismo» en una reunión celebrada en la sede de la CCE con Ortega precisamente para debatir sobre las políticas que desarrollará el Gobierno regional entre 2016 y 2020 para avanzar en la internacionalización de la economía canaria. Manrique de Lara alabó tras el encuentro, a preguntas de los periodistas, la predisposición del actual Ejecutivo canario a iniciar «el proceso de transformación» indispensable para que las empresas canarias sean «capaces de competir y tengan la posibilidad de salir a otros mercados». La patronal expuso a Ortega en cualquier caso que la administración debe adoptar medidas encaminadas a favorecer que las empresas adquieran tamaño, con «un marco legal, y marco fiscal que ayude a generar actividad y empleo». Ortega tomó nota de estas peticiones en una reunión en la que el consejero puso sobre la mesa los detalles de la nueva «estrategia operativa de internacionalización de la economía canaria 2016-2020». La iniciativa será gestionada en los próximos doce meses por la consultora internacional PriceWaterhouseCoopers, ganadora de un concurso público para el desarrollo de esta iniciativa que ha costado al Ejecutivo 680.000 euros. Será la encargada, gracias a sus contactos en todo el mundo, de «promocionar los atractivos» para la inversión en las Islas.