El exalcalde de Yaiza confiesa que le compraron para autorizar hoteles ilegales

09/03/2017
ETIQUETAS:

El exalcalde de Yaiza (Lanzarote) Juan Francisco Reyes ha confesado ante la Audiencia de Las Palmas que, durante su mandato (1998-2007), "diferentes promotores y constructores" le sobornaron con 300.172 euros para que autorizase hoteles en Playa Blanca a sabiendas de su ilegalidad.

La Audiencia de Las Palmas tiene previsto juzgar a partir del 20 de marzo el "caso Yate", el macrojuicio abierto a instancias de la Fiscalía Anticorrupción por sus sospechas de que el gran crecimiento turístico que experimentó Playa Blanca hace una década no solo incurrió en irregularidades administrativas, sino que esconde numerosos delitos de prevaricación, cohecho y contra el territorio.

Nueve de los once procesados en el "caso Yate" han presentado ya escritos en los que aceptan los cargos que les imputan la Fiscalía y la acusación ejercida por la asociación Transparencia Urbanística, entre ellos, el principal protagonista de la trama, el exalcalde de Yaiza, que está a punto de sumar una nueva condena a su historial.

En un documento al que ha tenido acceso Efe, Reyes reconoce formalmente que cometió todos los delitos contra la ordenación del territorio que le achacan y que sabía que la docena de hoteles y complejos de apartamentos que autorizó en Playa Blanca y Marina Rubicón contravenían el planeamiento y carecían de varios informes.

También admite que, gracias a ello, se embolsó 300.172 euros que le pagaron "como recompensa" diferentes empresarios a los que no identifica y que empleó en comprarse cinco coches (78.764 euros), un barco de recreo (148.840 euros) y un equipo de "spa" (24.449 euros), así como en pagar una entrada de 55.118 euros para adquirir una vivienda para sus hijas en La Laguna (Tenerife).