El ex dictador Sadam Husein muere ejecutado en la horca

30/12/2006

El ex presidente de Irak Sadam Husein fue ahorcado hoy entre las 05.30 y 05.45 hora local (02.30 y 02.45 GMT) junto con dos de sus antiguos asesores, incluido su hermanastro Barzan al Tikriti, confirmó Mariyem Al Rais, la asesora del primer ministro iraquí.

Enhorabuena a todos los iraquíes, el criminal ha sido ejecutado", afirmó Al Rais en declaraciones a la televisión estatal Al Iraquiya.

La emisora afirmó, según un comunicado oficial, que el primero en ser ejecutado fue Sadam, seguido por Barzan y el último fue Auad al Bandar, ex juez.

Los tres fueron condenados a la pena capital el pasado mes de noviembre en relación con la muerte de 148 chiíes iraquíes tras un supuesto intento de asesinato del antiguo dictador en 1982 en la aldea de Al Duyail, al norte de Bagdad.

La responsable iraquí no precisó dónde exactamente fue llevada a cabo la ejecución, pero afirmó que el gobierno difundirá más tarde fotografías de Sadam tomadas en la ejecución del ex presidente. El consejero de la Seguridad Nacional de Irak, Muafaq al Rubaí, que estaba presente durante la ejecución del ex presidente iraquí Sadam Husein, afirmó que éste "pareció sólido y no se resistió a la muerte".

"No, no temía la muerte. Cuando se acercó al lugar donde está la horca me miró y me pidió a mí que no tuviera miedo", dijo Rubaí en declaraciones a la televisión estatal iraquí "Al Iraquiya".

Señaló que el ex dictador vestía un traje anaranjado y en la mano llevaba una copia del Corán (libro sagrado de los musulmanes), y su única petición fue que su copia del Corán "fuera entregada a un hombre que se llama Bandar".

"No pidió nada más que esto", aseguró el responsable iraquí, quien precisó que el ex dictador fue ejecutado "en un lugar fuera de la 'zona verde", donde están las instalaciones del Gobierno iraquí y las sedes de las embajadas de Estados Unidos y del Reino Unido.

Según Rubaí, durante la ejecución estuvieron presentes un juez del Tribunal de Casación iraquí, un representante de la Fiscalía, otro del Gobierno y "un grupo de testigos", pero "no estuvo ningún norteamericano".

"Lo más importante es que se ha acabado un capítulo oscuro en la historia de Irak", dijo el consejero de la Seguridad Nacional, y pidió a los iraquíes, "sean suníes, chiíes o kurdos" que "se unan y se olviden de sus divergencias".

"Hoy es un día nuevo en un nuevo Irak. Es un gran día en la historia de nuestro país. Sadam se ha ido y todos los iraquíes deben mirar hacia el futuro", añadió.

El ex dictador, condenado a muerte en noviembre pasado, fue ejecutado en la horca poco antes de las 6.00 hora local (3.00 GMT), cuatro días después de que la sentencia en su contra fuera ratificada por el Tribunal de Casación