El equipo Auto Laca al completo en las citas canarias

JUAN CARLOS DE FELIPE

El equipo tinerfeño Auto Laca participará en las próximas dos pruebas del campeonato de España de Rallys de Asfalto que se celebraran en Canarias la 25 edición del Rally Villa de Adeje y la 37 edición del Rally Islas Canarias ‘El Corte Inglés’ donde se alinearán 4 monturas.

Los pilotos y vehículos serán las siguientes: Miguel Fuster con Porsche Rally 997 2010, Yeray Lemes con Porsche Rally 997 2008, Jose A. Aznar con Porsche Rally 997 2008, Armide Martín con Ferrari 360 Rally. Un plantel impresionante, que casi se asegura entrar en el podio con alguno de ellos en ambas pruebas, siempre y cuando la suerte les acompañe.

Por otro lado y en relación a poder continuar con el proyecto el resto de la temporada, el equipo ha informado en su comunicado, que si bien el apartado presupuestario ya ha sido aprobado, se está pendiente de poder contar con la disponibilidad necesaria de personal técnico responsable del mantenimiento y evolución de los vehículos de competición y que están actualmente vinculado a los proyectos de gestión y expansión de su empresa. La intensión es la participación en pruebas del campeonato Canario donde contaran también con Miguel Fuster (4 veces campeón de España de Rallys) y por supuesto los pilotos canarios.

Quintos en Grupo N para Sosa y Larrodé en Navarra. El equipo canario concluyó en decimosexta posición absoluta esta segunda prueba de la temporada del Campeonato de España de Rallys de Tierra con un Mitsubishi Lancer Evo IX que no fue todo lo veloz que debía.

Gustavo Sosa y Carlos Larrodé no están teniendo un arranque de temporada sencillo en el Campeonato de España de Rallys de Tierra (CERT). Tras no poder hacer el recorrido al completo de la primera cita de Murcia, en Navarra han quedado al margen de las posiciones a las que creían aspirar después de lo bien que habían preparado esta carrera.

En unos tramos que se adaptaban a la perfección a las preferencias y al estilo de conducción del piloto de Fuerteventura, sorprendentemente los tiempos no salían. Y ello a pesar de haber realizado un test días atrás en Extremadura con el Mitsubishi Lancer Evo IX y llegar bien rodado con este vehículo. La neutralización del segundo tramo y el buen registro obtenido en el TC3 maquillaron una falta de velocidad punta que se convirtió en un lastre durante el resto de la carrera.