Las Palmas de Gran Canaria

El carril bici llegará hasta el castillo de La Luz

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha dado orden de que el inicio de la próxima semana coincida con el comienzo de los trabajos de señalización del nuevo carril bici que servirá para desarrollar el servicio de préstamo gratuito de bicicletas. El grupo de gobierno quería poner en marcha hoy el servicio, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, pero se ha tenido que retrasar porque problemas internos de coordinación impidieron que se pintaran los carriles exclusivos.

El concejal responsable de Desarrollo Sostenible, Néstor Hernández, explicó ayer que la decisión de retrasar la puesta en marcha del préstamo gratuito de bicicletas se debió a que no se quería poner en marcha el servicio hasta que estuvieran aptos los carriles.

En este sentido, otras fuentes municipales indicaron que lo primero que se hará es prolongar el actual carril bici hasta el castillo de La Luz. Eso sería en una primera fase porque a continuación, en función de cómo funcione, se extendería la vía hasta el auditorio Alfredo Kraus.

El nuevo carril, que tardará día y medio en pintarse aproximadamente, no será continuo ya que se interrumpe a la altura del Club Náutico para evitar que un jardín se vea afectado.

Con ello, el servicio de préstamo gratuito de bicicletas se iniciará la semana que viene, todo lo más la próxima, explicó el concejal de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento capitalino, Néstor Hernández.

El PP propone que puedan subirse a las guaguas.

El concejal del Partido Popular Ángel Sabroso planteó ayer al grupo de gobierno la posibilidad de «incluir bicicletas plegables en el futuro servicio de préstamo y permitir la entrada de estas bicicletas en las guaguas públicas». El edil, que también propuso otras medidas de fomento de la bicicleta como el descuento en los aparcamientos donde se permita la retirada de las bicicletas, criticó la demora en la puesta en marcha del servicio. «Teniendo en cuenta el retraso que acumula, pues se trata de un proyecto presentado en 2006 y cuya gestión fue adjudicada a una empresa especializada hace ya varios meses, esperamos que el grupo de gobierno encuentre la manera de no convertir un motivo de satisfacción en un verdadero problema», aseguró. En su opinión, «la pose y la foto no deben ocupar un lugar tan privilegiado en la gestión municipal».