El Carnaval amargo de Rafael

17/01/2007

El bailarín Rafael Amargo no sabía a quién tenía enfrente cuando aceptó dirigir la gala de elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife allá por el mes de noviembre. El espectáculo que pretende llevar al escenario, del que apenas ha desvelado algunos detalles, ha revirado a los grupos del Carnaval, que se niegan a participar en la Gala de Amargo.

ETIQUETAS:

El bailarín Rafael Amargo ha estado estos días en Santa Cruz de Tenerife y ha hablado de cómo será la gala de elección de la Reina del Carnaval que se celebrará el 14 de febrero. Quiere un gran espectáculo, enfocado a la televisión y a los telespectadores del exterior, donde las protagonistas sean las candidatas a Reina y sus trajes y en el que los grupos del Carnaval sólo estén representados por «lo mejor de cada casa».

El casting que Rafael Amargo ha anunciado que hará entre los componentes de las comparsas, para elegir a los bailarines, y entre las murgas, para seleccionar las voces, ha caído como un jarro de agua fría entre los grupos del Carnaval, que ya han anunciado que harán un plante. «No tiene sentido que a menos de un mes de la gala quiera hacer su propia comparsa con dos o tres de las demás; llevamos mucho ensayando y, o salimos todos, o no sale nadie», decía ayer José Gregorio Méndez, director de la comparsa Río Orinoco.

La liebre saltó el pasado domingo tras la publicación en el periódico El Día de una entrevista al bailarín en la que afirmaba, entre otras cosas, que «en la gala estarán los que tengan nivel para un espectáculo de televisión. [...] Imagínese el caso de uno que se cae, otra que es más gorda de la cuenta, uno que es más chico, otro que se pone a reír. [...] Esta gala se la han currado los diseñadores para que sea la más bonita y detrás del escenario, allí 500 miembros de las murgas riendo, bailando, fumando y de fiesta..., no señores».

Los grupos del Carnaval advierten a Rafael Amargo que todo de lo que se está mofando es el Carnaval «y si nos está llamando mediocres a todos y a todo el Carnaval no sé qué hace aquí», decía ayer Juan Manuel Socorro, de la agrupación El Cabo.

La polémica está servida. Anoche las comparsas firmaban un escrito dirigido al Ayuntamiento negándose a participar en la gala de la Reina.

Contrato tras la polémica.

Rafael Amargo firmó el lunes el contrato con el Ayuntamiento de Santa Cruz para dirigir la gala de la Reina del Carnaval. La producción de su espectáculo costará casi un millón de euros, algo que también ha levantado ampollas.