El cambio del Fdcan propicia una tregua

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

El cambio en los criterios de distribución del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) permitió este lunes una tregua en la guerra interna que vive el Gobierno de Fernando Clavijo. Los socialistas, que la última vez que se abordó este asunto en el Consejo se levantaron de la mesa, votaron esta vez de forma conjunta con sus socios. El Gobierno de Canarias aprobó este lunes por unanimidad una nueva distribución para el Fondo de Desarrollo de Canarias en la línea del compromiso adquirido la semana pasada por el presidente, Fernando Clavijo, con el Partido Popular (PP) en el pleno del Parlamento. El nuevo reparto del Fdcan se hará conforme a los criterios establecidos en el REF, es decir, 585 para las corporaciones locales -cabildos y ayuntamientos- y 42% para la Comunidad Autónoma. De esta forma, socialistas y nacionalistas salvan momentáneamente el mayor escollo en su relación, que ha desembocado en la crisis más profunda que ha tenido el pacto y que les ha tenido al borde de la ruptura en las últimas semanas. este lunes después de la reunión del Gobierno, ya no parecía descabellado hablar de una posible reconducción del acuerdo entre socialistas y nacionalistas. Aunque la consejera de Hacienda y portavoz del Gobierno, Rosa Dávila, hizo hincapié en que los acuerdos del Consejo celebrado este lunes se adoptaron por unanimidad, no dio el pacto por salvado y recordó que los dos partidos han dejado la continuidad del Ejecutivo de Coalición Canaria y Partido Socialista en manos de Fernando Clavijo. Éste, puntualizó, tomará su decisión atendiendo a la «estabilidad que se necesita». Después de que los socialistas se levantaran del Gobierno por su rechazo a que el 75% del Fondo fuera distribuido con los baremos de la triple paridad, la relación entre las dos fuerzas políticas alcanzó su máxima tensión, que se prolongó hasta la semana pasada cuando en el debate parlamentario del Presupuesto para 2017, los socialistas primero votaron en contra la propuesta realizada por el Ejecutivo. Coalición había mantenido hasta el pasado jueves que «no movería ni una coma del reparto del Fdcan», pero en el último pleno, el presidente aceptó una «oferta» del PP para distribuir el Fondo según el REF y utilizar el 42% del Fondo para compensar la doble insularidad. Esta propuesta era la misma que unas horas antes había presentado in voce CC en la Comisión de Presupuestos y se rechazó su debate. Esta situación provocó la votación conjunta de nacionalistas y populares, lo que dejaba a los socialistas practicamente fuera del Gobierno. En cualquier caso, Dávila apuntó este lunes que el acuerdo «no cambia el refrendado el 28 de noviembre» a la hora de fijar los recursos así como sus ejes principales. Apuntó que no habrá triple paridad sino que se atenderá la doble insularidad. Ahora será la propia consejera de Hacienda la que lleve a cabo las modificaciones para adecuar el acuerdo y además dará cuenta del mismo al Parlamento. El Gobierno confía en que la próxima semana se aprueben los Presupuestos para 2017 «porque es un requisito para la estabilidad y para el resto de las administraciones canarias», según Dávila. A pesar de sus discrepancias con CC, los socialistas mantienen que darán el visto bueno a las cuentas porque entienden que también son suyas ya que igualmente ha sido elaborado por los consejeros del PSC.