El Cabildo pide reconsiderar el cierre de Bankia en La Graciosa

04/09/2013

El Cabildo de Lanzarote estudia la posibilidad de dirigirse a Bankia, así como a alguna institución del Estado, para que se reconsidere la posibilidad del cierre de la oficina bancaria en la isla de La Graciosa, en Caleta de Sebo. Así lo manifestó ayer el vicepresidente, Joaquín Caraballo, quien aseguró que «el caso de La Graciosa es especial, no sólo por el problema que se causaría a sus habitantes, sino a la gran cantidad de turistas que visitan la isla y que muchas veces requieren servicios bancario personales, por lo que requieren la existencia de una oficina».

Para el vicepresidente del Cabildo de Lanzarote, «no parece oportuno que se deje sin servicios bancarios a los más de 600 vecinos de la isla y a los cerca de 4.000 turistas que la visitan en verano», dijo a CANARIAS7, «y más cuando se trata de una entidad bancaria que ha sido rescatada con dinero de todos los ciudadanos, y ello independientemente de que sea o no rentable para Bankia suprimir la oficina».

Según el mandatario cabildicio, «éste es un ejemplo más de la doble insularidad que vive la isla de La Graciosa y que al final acaban pagando los vecinos y sus visitantes». A la vista de esta situación, Caraballo dejó caer que el Cabildo de Lanzarote podría verse obligado a realizar algún tipo de gestión en los próximos días para impedir que finalmente la entidad bancaria acabe suprimiendo la oficina, con el único cajero de Caleta de Sebo.

Por su parte, la concejal de Teguise responsable de La Graciosa, Alicia Páez, dijo que «esta oficina es necesaria en la Isla, porque no hay otra y al menos una tiene que existir». Páez destacó que los vecinos requieren servicios de este tipo y adelantó que el Ayuntamiento hará gestiones «para que se mantenga este servicio bancario».