San Bartolomé de Tirajana

El Cabildo grancanario califica de insalubres a las antenas de telefonía móvil

02/01/2008

Muchos de los mástiles de la telefonía móvil instalados en las cubiertas de los edificios tienen los días contados. El Cabildo de Gran Canaria pone en práctica el acuerdo de la Corporación insular de 2002 por el que califica las instalaciones de radiocomunicación de actividad peligrosa e insalubre.

La consejera de Industria, Comercio y Artesanía del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez Martín, ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana que todas aquellas solicitudes de licencia de instalación de antenas de telefonía móvil que se formulen ante el Ayuntamiento deben tramitarse como actividad clasificada, con el procedimiento reglado establecido en la norma autonómica que regula este tipo de actividades.

La notificación realizada por la consejera Inés Jiménez no es consecuencia de ninguna medida reciente, sino el resultado de llevar a la práctica el acuerdo plenario de 31 de mayo de 2002 de la Corporación insular que calificó como actividad peligrosa e insalubre el establecimiento y funcionamiento de instalaciones de radiocomunicación.

Actuación

Con esta orden en la mano, tanto el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana como todos los demás de la isla de Gran Canaria están en condiciones de proceder a la revisión de las condiciones de legalidad de todas las antenas de telefonía móvil instaladas en las zonas urbanas y que han sido denunciadas por los colectivos y vecinos. Inclusive tienen facultades para denunciarlas, precintarlas y retirarlas si no se ajustan a lo establecido por el Cabildo.

Es de suponer que la vía abierta por el Cabildo incrementará la presión que vienen realizando diferentes colectivos vecinales que desde hace años luchan para que los ayuntamientos retiren las antenas.