El Cabildo de Fuerteventura suelta en Cofete una tortuga 'boba' equipada con un GPS

16/03/2009

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo llevaba a cabo con éxito el pasado viernes, en la playa de Cofete, la suelta de un gran ejemplar de tortuga ‘boba’ (Caretta caretta) que ha sido equipado con un radiotransmisor que permitirá llevar un seguimiento vía satélite del comportamiento del animal durante los próximos meses, siendo la primera vez que se lleva a cabo una operación de este tipo en aguas de Fuerteventura.

La suelta se ha llevado a cabo gracias a la coordinación entre el Cabildo, el Observatorio Ambiental de Granadilla, que ha implantado este tipo transmisor en diez ocasiones anteriores, y el Centro de Recuperación de Fauna Accidentada de Talierte, donde se llevó a cabo semana pasada la intervención quirúrgica que permitió salvar la vida del animal. Se trata de una tortuga ‘boba’ adulta de 70 kilogramos de peso –la de mayor tamaño que se ha rescatado en la Isla en los últimos años- que había sido localizado por un pescador de Corralejo en aguas cercanas a la Isla de Lobos, presentando importantes heridas producidas por un anzuelo de gran tamaño que se le había incrustado en el velo del paladar.

Natalia Évora, consejera de Medio Ambiente del Cabildo, destacó el gran trabajo realizado por todos los que han colaborado para que esta iniciativa se haya podido llevar a cabo con éxito en tan sólo una semana, “desde el pescador que localizó la tortuga, hasta la compañía aérea que nos ha dado muchas facilidades para poder trasladar un animal tan grande, pasando por el equipo de biólogos del Observatorio de Granadilla y el profesor, Pascual Calabuig, que realizó la operación quirúrgica del animal”.

Desde la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo se ha señalado que se trata de la primera vez que se dan las circunstancias propicias para poder llevar a cabo la ubicación de un dispositivo de seguimiento por satélite en una tortuga localizada en Fuerteventura, pues es necesario que se trate de un ejemplar adulto y con un peso y tamaño suficientes que permitan soportar y transportar el transmisor con seguridad.

La Consejería ha señalado también la conveniencia de realizar la suelta unos meses antes de la llegada de la época de puesta de la especie, algo que permitirá observar el comportamiento del ejemplar en los alrededores de las aguas de Cofete, emplazamiento elegido por su idoneidad para desarrollar el Proyecto de Reintroducción de la Tortuga ‘Boba’ en Fuerteventura.

La instalación del radiotransmisor GPS (Global Position System) tuvo lugar poco antes de la suelta en la Guardería de Tortugas de Morro Jable. El dispositivo tiene una autonomía de entre cuatro y cinco meses, y la capacidad de enviar información al satélite cada 11 días, pues aunque no es capaz de emitir bajo el agua, aprovecha los momentos en que la tortuga sale a la superficie para respirar para emitir su señal. El seguimiento del animal se llevará a cabo desde el Observatorio de Granadilla mediante Internet, cuyo equipo realizará una recreación virtual de todos los desplazamientos de la tortuga.

“Gracias a este dispositivo podremos conocer mucho más acerca del comportamiento del animal en el entorno de Cofete, si se queda en aguas de la Isla o se mueve hacia Gran Canaria o Lanzarote. La información resultante de este estudio puede aportar importantes datos que contribuyan a enriquecer el Proyecto de Reintroducción de la Tortuga ‘Boba’”, dijo Natalia Évora.