El Cabildo, contra ‘El Día’

El Cabildo de Gran Canaria aprobó ayer, con el voto en contra del Grupo Popular, una moción en la que condena la línea editorial de El Día y pide al Ejecutivo autónomo que haga explícito su rechazo. El presidente de la institución, José Miguel Pérez, anunció que llevará las ofensas del periódico a Gran Canaria a los tribunales «y espero que el Cabildo no esté solo».

La discusión de la iniciativa presentada por el Grupo de Gobierno -Partido Socialista y Nueva Canarias- se convirtió en un debate con el Grupo Popular sobre la actitud del Gobierno de Canarias y su presidente, Paulino Rivero, en relación con los editoriales del diario tinerfeño. El portavoz de los populares, Larry Álvarez, justiticó su voto en contra señalando que esta moción pretende «meter un viaje al Gobierno y poner en la picota al presidente, Paulino Rivero, y no al editorialista, José Rodríguez».

Por su parte, la consejera socialista, Encarna Galván, puntualizó que la propuesta «no va contra nadie ni contra ninguna otra cosa que lo reiteradamente vertido por El Día» y rechaza cualquier intento de ruptura de la unidad de los canarios así como manifestaciones racistas e insultantes a los canarios y a sus derechos «porque todo tiene un límite». Por eso, añadió, «ha llegado el momento de poner punto y final y pedir respeto para los grancanarios y los canarios que se sienten insultados». En esta línea, pidió a las instituciones grancanarias que se manifiesten en este mismo sentido.

Fue el dirigente de Nueva Canarias y vicepresidente del Cabildo, Román Rodríguez, quien cargó las tintas sobre la actuación «cómplice» del Gobierno de Canarias y del presidente, Paulino Rivero con el periódico El Día. Acusó al jefe del Ejecutivo canario de no ser capaz de responder «con claridad y contundencia» a los insultos y descalificaciones vertidas en los editoriales. Agregó que «no sólo no discrepa, sino que con su complicidad le da coba y cobertura». Además, Rodríguez afirmó que este medio recibe favores del Gobierno «un día sí y otro también» y pidió que no se destine «ni un euro del erario público a alimentar a este personaje -el editor José Rodríguez- y a su línea editorial» y que se cierre el «grifo de las prebendas».

El Grupo de Gobierno contó con el apoyo inesperado del consejero de Coalición Canaria, Manuel Lobo, que había anunciado su posición contraria y que justificó su voto a favor en la «lealtad» al partido, que decidió este cambio de posición. En cualquier caso, sí dejó claro que hubiese preferido que, igual que se hizo en el Parlamento, la iniciativa se hubiera consensuado con el resto de los Grupos, posición en la que coincidió con el PP.

Después de la exposición de Lobo, fue el popular Larry Álvarez el encargado de defender la actuación del Gobierno de Canarias e intentó que se eliminara de la moción toda referencia al Ejecutivo, al entender que NC y PSC querían «meter un viaje al Gobierno y al presidente». Puntualizó que el PP está «absolutamente en contra de la línea editorial de El Día pero también contra la burda manipulación de PSOE y NC».

El Grupo de Gobierno, dijo, «se empeña en poner al mismo nivel al Gobierno y a Rivero con José Rodríguez». Presentó una transacional en la que planteaba adherirse a la declaración del Parlamento y solicitar a los servicios jurídicos del Cabildo estudiar posibles acciones judiciales contra El Día. Aunque esta propuesta se rechazó, el presidente del Cabildo, José Miguel Pérez, anunció que se adoptarán medidas para llevar las declaraciones vertidas por el periódico tinerfeño a los tribunales.

Román Rodríguez respondió al portavoz del Partido Popular para indicarle que su actitud obedece a que carece de autonomía política «pero no será suficiente para que le devuelvan los galones en el partido».

Rechazo de Telde sin unanimidad.

En el Pleno del Ayuntamiento de Telde casi se repitió lo que pasó ayer en el Cabildo. El gobierno de NC, PSOE y CCN llevó por urgencia el mismo texto para una moción de rechazo al editorialista de El Día. Y como en Infecar, el PP coincidió en el fondo, pero no en la redacción. Su portavoz, Francisco Santana, sacó a relucir incluso el artículo 20 de la Constitución. AFV, en cambio, dijo temer que detrás de todo esto está el interés de algunos partidos de avivar el pleito insular. Al final ambos se abstuvieron.

López Aguilar:  "Zerolo defiende el insularismo mezquino".

El secretario general de los socialistas canarios, Juan Fernando López Aguilar, fue contundente ayer en Arrecife a la hora de valorar el papel de Miguel Zerolo, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, en contra del texto aprobado el miércoles en el Parlamento. Le acusó de ser valedor de «el insularismo mezquino y ruin», atribuyendo estos valores, además, a la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI).

Asimismo, fue duro López Aguilar con quienes se ausentaron de la Cámara en el momento de las votaciones, argumentando que «el deber de un parlamentario es acudir al Parlamento y no hablar entre bastidores». Asimismo, añadió, en referencia a Zerolo, que «tiene miedo de votar por la dignidad de Canarias».

Sobre el conflicto con El Día elucidó el líder de los socialistas que los postulados de este medio componen «un discurso que insulta a toda Canarias y, especialmente a Tenerife», abundando al respecto con la declaración de que «la isla de Gran Canaria no es más ni mejor que la de Tenerife, pero tampoco menos».

"Poderes fácticos".

Por último, López Aguilar en la sede de los socialistas de Lanzarote hizo alusión a los próximos a las tesis xenófobas y de desprecio al sentido común que se esgrimen por El Día. De todos ellos dijo que «tienen miedo a los poderosos, a los poderes fácticos». En este marco dio cabida al presidente regional, Paulino Rivero, a quien criticó por no ser claro y contundente cuando en medios públicos se le solicitó un pronunciamiento sobre la crisis que se estaba padeciendo.

López Aguilar compareció con Manuel Fajardo, líder de los socialistas lanzaroteños.