El Ayuntamiento prepara ya los despidos del ERE autorizado por el Supremo

30/05/2014

El Ayuntamiento de La Oliva prepara ya los despidos del ERE que había sido anulado por el TSJC y ahora autorizado por el TS. La junta de gobierno se reunió ayer con los juristas municipales para estudiar el mejor procedimiento para ejecutar la sentencia del TS.

ETIQUETAS:

La revocación por parte del Tribunal Supremo (TS) de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que ordenaba la readmisión de los 46 trabajadores despedidos en el Ayuntamiento de La Oliva, ha sido recibida como un jarro de agua fría entre los empleados afectados. «Respetamos a la justicia, pero es un palo para los trabajadores. Las noticias son bastante malas, vamos a ver cuáles son los pasos a seguir en los próximos días», dijo Lolo Reyes, presidente del comité de empresa en el Consistorio de La Oliva.

El Tribunal Supremo considera que la sentencia emitida en primera instancia erró al considerar que el Ayuntamiento incumplió la obligación de negociar de buena fe y de aportar la documentación prevista «en normas que no resultaban de aplicación». En la sentencia se hace hincapié en «la insuficiencia de los hechos probados» por el TSJC y su «falta de argumentación y pronunciamiento sobre la adecuación o no a derecho de la decisión de despedir». El TSJC tendrá que pronunciarse ahora sobre la procedencia o no de los despidos para fijar la cuantía de las indemnizaciones.

De los 46 trabajadores afectados inicialmente por el ERE, cinco han causado baja en los casi dos años transcurridos desde la comunicación de los despidos. La junta del gobierno del Consistorio de La Oliva se reunió ayer con sus juristas «para estudiar la sentencia y decidir cuál es el procedimiento más adecuado para su ejecución».

Historia. En agosto de 2012, el grupo de gobierno del Ayuntamiento de La Oliva presentó un ERE que afectó a 46 trabajadores alegando que la plantilla municipal estaba sobredimensionada y que las arcas municipales, tras bajadas sucesivas de los ingresos municipales desde que empezara la crisis, no podían sostenerla más tiempo. El sindicato CC.OO. presentó una denuncia y el TSJC  anuló los despidos al considerar que el Ayuntamiento de La Oliva no los había justificado de la forma correcta. Los trabajadores se reincorporaron a sus puestos en enero de 2013, aunque el Consistorio ya había recurrido al Tribunal Supremo. Ahora, un año y cinco meses después, se hace pública la sentencia del 18 de febrero de 20014 que autoriza el ERE en el Ayuntamiento de La Oliva. 

No habrá devolución de salarios. Desde que la sentencia del TSJC obligara a readmitir a los trabajadores afectados por el ERE, estos han cumplido sus funciones con normalidad, «por lo que los salarios percibidos no tendrán que devolverse», según informaron ayer fuentes del Ayuntamiento de La Oliva. «Cosa distinta son los salarios de tramitación a que tendrían derecho de haber sido confirmatoria la sentencia del Tribunal Supremo», añadieron las mismas fuentes.