El Ayuntamiento de Telde lleva el caso de La Mareta a Anticorrupción

08/04/2006

La Mareta sigue escribiendo su historia en los juzgados. El gobierno local de PP y Ciuca presentó esta semana ante la Fiscalía Anticorrupción una denuncia contra el anterior ejecutivo de CC por supuestos contactos previos con la adjudicataria de un concurso.

Los dos partidos en el ejecutivo local, PP y Ciuca, cumplen con lo aprobado semanas atrás en Junta de Gobierno Local y el pasado martes 4 de abril presentaron ante la Fiscalía Anticorrupción la denuncia que ya camina también en un juzgado de Telde por supuestas irregularidades en la adjudicación de los derechos de superficie de dos parcelas de uso comercial en La Mareta, donde está Alcampo.

La acusación se basa en el hallazgo de varios documentos que parecen probar que el anterior grupo de gobierno de CC en Telde (hoy la mayoría de sus ediles están en Nueva Canarias) mantuvo contactos previos con la empresa Parque Comercial y de Ocio La Mareta, que a la postre ganaría el concurso público para desarrollar y explotar las parcelas municipales P-1 y P-2 de La Mareta. La adjudicación se dio tres días antes de las últimas elecciones municipales, pero el nuevo gobierno la revocó en noviembre de 2003 porque la concesionaria incumplió el contrato.
 
Tres denunciados

Los redactores de la denuncia, que ahora prueba suerte en Anticorrupción, pero que ya ha sido admitida a trámite en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 5 de Telde, acusan a Ildefonso Jiménez, ex edil de Urbanismo (hoy en NC), su asesor en el departamento, Juan Manuel Cabrera, y a Julián Gómez del Castillo, administrador de la entidad que quedó concesionaria, de haber cometido presuntos delitos de tráfico de influencias y negociaciones prohibidas.

Entre los documentos aportados figura un escrito enviado por Urbagest, compañía vinculada a la adjudicataria, con indicaciones sobre la redacción del pliego de condiciones del concurso y un fax remitido desde Urbanismo a un número de Madrid.

Parque Comercial y de Ocio La Mareta iba a construir y explotar durante 65 años un multicines, un centro comercial, aparcamientos y hasta un hotel a cambio de abonarle al Consistorio 14 millones de euros, pero no cumplió a tiempo con el primer pago y se le rescindió el contrato.

Una odisea para presentarla

Amagos iniciales. El grupo de gobierno de PP y Ciuca ha amagado varias veces para presentar la denuncia de La Mareta. Convocaron incluso una rueda de prensa el 8 de marzo que no llegó a celebrarse y fueron varias las ocasiones en que sus anuncios de llevar el caso al juzgado quedaron en falsas alarmas. la excusa fue siempre el hallazgo de nuevos papeles que aportar.

«Cortina de humo». En todo caso, sus intenciones las hicieron públicas en plena vorágine del caso Faycán, una presunta trama  por cobro de comisiones ilegales por la que está en prisión la edil Antonia Torres (PP). La oposición les acusó de querer tejer una «cortina de humo».

En varios frentes. Al final cumplieron, la presentaron en un juzgado de Telde el 17 de marzo y ahora en Anticorrupción. Ambas se anunciaron días después.

Otra contra el edil Reyes

Los tribunales de media Isla van a terminar por conocerse al dedillo el caso del concurso de derechos de superficie de dos parcelas de La Mareta. El caso ha dado lugar a denuncias de ida y vuelta. A la presentada recientemente por el grupo de Gobierno de PP y Ciuca contra los anteriores gestores de Urbanismo, hay que sumarle la que interpuso la empresa que resultó adjudicataria contra el actual edil de Ordenación Territorial, Guillermo Reyes. El administrador de la concesionaria, Julián Gómez del Castillo, le acusa de un presunto delito de prevaricación. El expediente, que se está estudiando en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Telde, trata de demostrar que Reyes instó al Pleno a la revocación del concurso porque ya lo incluyó como promesa electoral.