El Ayuntamiento de Arona implanta protocolos contra el acoso laboral y sexual

EFE

El Ayuntamiento de Arona y sus cuatro patronatos ha implantado protocolos municipales de actuación ante acoso laboral y sexual o por razón de sexo, dos documentos que fijan todos los procedimientos de prevención, sensibilización, actuación y medidas cautelares para evitar conductas que constituyen faltas disciplinarias muy graves e, incluso, un delito. Así lo explica el Ayuntamiento de Arona para añadir que esta normativa se reforzará con estudios de riesgos psicosociales y estadísticos, además de con campañas de sensibilización, información y formación entre el personal. Estas campañas ya han comenzado a aplicarse con cinco cursos de prevención impartidos por la socióloga y experta en estas formas de acoso, Olga Manduca, responsable de la Secretaría de la Mujer de USO Canarias. El alcalde de Arona, José Julián Mena, explicó que tanto el Ayuntamiento como los organismos autónomos "carecían de estas herramientas esenciales para establecer cómo actuar ante casos de acoso y discriminación, que ahora, además, tendrán garantizados los derechos de presunción de inocencia, el respeto y protección de la intimidad, la confidencialidad del proceso, la imparcialidad y la protección de la dignidad". Estos protocolos fueron aprobados por el pleno de la corporación municipal. El Ayuntamiento se compromete a poner en marcha procedimientos que permitan prevenir, detectar y erradicar riesgos psicosociales de las y los trabajadores y, en especial, a actuar ante las conductas que puedan suponer acoso laboral, sexual o por razón de sexo. En el caso de estos últimos se incluye no solo el acoso y chantaje sexual o la discriminación por razón de sexo, sino también todo trato desfavorable relacionado con el embarazo, la maternidad, paternidad o asunción de otros cuidados familiares. En cuanto al laboral, hace referencia a lo que en términos más concretos se conoce como "acoso moral o psicológico en el trabajo".