El alcalde de la "aldea rebelde" de Wukan es condenado a prisión por soborno

08/09/2016
ETIQUETAS:
- asia

Lin Zuluan, el alcalde del pueblo de Wukan (sur de China), localidad famosa por haber depuesto a sus líderes en una revuelta local contra la corrupción hace cinco años, fue condenado a 37 meses de prisión por haber recibido sobornos, informaron hoy miembros de su familia al diario South China Morning Post.

Lin Zuluan, uno de los líderes de las protestas de finales de 2011 y actual edil, ha sido castigado con la pena de prisión y una multa de 400.000 yuanes (60.000 dólares) por un tribunal de la ciudad de Foshan, en la misma provincia de Cantón, quien no obstante declaró al alcalde inocente de tráfico de influencias.

El juicio se celebró mientras un amplio operativo policial rodeaba el edificio y las calles aledañas, impidiendo el acceso a periodistas y simpatizantes del procesado.

La detención de Lin, de 70 años, el pasado mes de junio hizo que los habitantes de Wukan celebraran protestas diarias pidiendo su libertad durante casi tres meses, pese a que las autoridades les conminaran a no hacerlo con amenazas.

Tras los primeros días de manifestaciones, el alcalde hizo una confesión pública por vídeo -un método muy utilizado en los últimos meses por el régimen chino en casos polémicos y de derechos humanos- donde admitía haber recibido sobornos, aunque su esposa puso en duda la autenticidad de las palabras de Lin.

Además, uno de los nietos del alcalde, Lin Liyi, de 21 años, intentó suicidarse semanas después de la detención de su abuelo, aunque la prensa oficial china afirmó que el suceso no estaba relacionado y se debía a problemas sentimentales del joven.

La historia del pueblo pesquero de Wukan dio la vuelta al mundo en 2011, cuando sus habitantes se alzaron en protesta contra la confiscación de tierras y llegaron a echar de la localidad a los dirigentes comunistas que consideraban corruptos.

En un hecho sin precedentes, el Gobierno provincial acabó permitiendo que Wukan celebrara elecciones para elegir a sus políticos y los ciudadanos eligieron en los comicios a los líderes de las protestas, entre ellos Lin Zuluan.

Éste fue arrestado cuando organizaba una masiva manifestación por los problemas de tierras que aún siguen sufriendo los habitantes de Wukan.