El alcalde de Arucas para las exhumaciones hasta que haya horno crematorio

El alcalde de Arucas, Ángel Víctor Torres, ha ordenado paralizar las exhumaciones en el cementerio municipal hasta que entre en funcionamiento el horno crematorio que la Corporación ha presupuestado para este año, informaron a este periódico fuentes municipales. Torres deja claro con ello la voluntad de su equipo de solventar el problema del camposanto.

J. BARRERA

El espectáculo de los huesos de distintos cadáveres sembrados en el suelo de un pequeño cuarto del cementerio municipal entre restos de ataúdes, flores y floreros no volverá a repetirse, según la voluntad del alcalde, Ángel Víctor Torres, que ha dado la orden de que semejantes prácticas no vuelvan a producirse al menos hasta que entre en funcionamiento el nuevo horno crematorio presupuestado por el consistorio para el presente ejercicio.

El alcalde de Arucas fue el primero en sorprenderse de las prácticas que se llevaban a cabo en el camposanto de su municipio, aunque alegó que no se trataba de algo nuevo sino que era habitual desde hace décadas deshacerse de esa manera de los restos óseos exhumados tras cinco años ocupando los nichos.

Con ello, el primer edil lamentó que los ciudadanos tuvieran acceso al cuarto donde se quemaban los restos en una gran hoguera y, aunque no se responsabilizó de que ello se hiciera, se comprometió a adquirir al cabo del año un horno crematorio con el que realizar las cremaciones en condiciones adecuadas.

El Ayuntamiento de Arucas, tras conocer lo que ocurría en el cuarto trasero del cementerio por las fotos aparecidas en este periódico, procedió a su clausura con un candado y no ha vuelto a haber quemas.

Temas

Arucas