El absentismo escolar y las «mentiras» de Delgado

22/04/2008

El programa municipal de absentismo escolar está más desorientado que nunca. Mientras la concejal del área, Marcela Delgado, considera que los cambios aplicados han conseguido mejorar los resultados de años anteriores, los trabajadores y la central mayoritaria en el comité de empresa, Inersindical Canaria (IC), denuncian que el programa está «desmantelado». Según los datos expuestos ayer por Delgado y recogidos por ACN Press, en el primer trimestre de este curso se registró un 1,4% de absentismo en Primaria frente al 2% del año pasado y un 2,6% en Secundaria, muy por debajo del 6% del curso anterior. La concejal rechazó las críticas, que atribuye al deseo de «fomentar la alarma social».

Delgado reconoció que no se han cubierto las bajas laborales de los trabajadores del programa de absentismo escolar, reducido a la mitad en los últimos meses, pero defiende que «no se ha dejado de cubrir la demanda de los centros» y se han creado cuatro nuevos equipos de prevención en el Cono Sur. Sin embargo, los trabajadores y sus representantes apuntan que los datos presentados ayer «no se corresponden con la realidad», y acusan a la concejal de «tergiversar los datos en su favor y atribuir funciones a los Servicios Sociales que no realizan», con el único propósito de «lavar su imagen» a la vista de las irregularidades existentes.

La versión sindical, que ha denunciado el caso ante el Diputado del Común, apunta que los Servicios Sociales «no trabajan directamente con los centros escoalres, ni tienen capacidad de asumir el trabajo» derivado del programa de absentismo porque «no tienen medios técnicos ni humanos para ello, ni se ha contratado personal para estas tareas». Tampoco han sido informados los encargados del programa de la «supuesta actuación» de otros profesionales con los niños acogidos al programa, por lo que deducen que «unos sesenta centros se han quedado sin ser atendidos este curso». IC quiere «desenmascarar las mentiras de la concejal yexigen un giro radical en la política municipal ante «el riesgo que corren los menores de esta ciudad».