El abandono escolar temprano cae al ritmo marcado por la UE

28/01/2017
ETIQUETAS:

Si la tendencia se mantiene, Canarias podrá llegar al objetivo marcado por la Unión Europea para 2020 de tener una tasa de abandono escolar temprano del 15% o menos. De 2008 a 2016 el Archipiélago ha reducido este indicador educativo 15,2 puntos, nueve en los últimos cuatro años.

El porcentaje de jóvenes de hasta 24 años que tras la secundaria obligatoria abandonan los estudios lleva descendiendo progresivamente en las Islas y en el Estado español desde 2008. Ese año, con el estallido de la crisis y el aumento del paro, muchos jóvenes continuaron estudiando o retomaron su formación ante la imposibilidad de acceder a un empleo. Esa dificultad de acceso al mercado laboral es uno de los factores que explican el descenso del indicador, pero el aumento de la oferta educativa es como otra causa esencial. "Es importante destacar que el abandono escolar temprano sigue bajando incluso cuando se empieza a crear empleo y creo que hay que felicitar a los centros educativos por su trabajo para convencer de la necesidad de la cualificación y la formación para acceder a un trabajo", destacó ayer el viceconsejero de Educación del Gobierno canario, Juan Manuel Santana.

La "diversificación" de la oferta educativa es otra de las claves, según Santana, para entender este descenso. Desde hace años se ha hecho un esfuerzo, dice, para atender la demanda, ya sea en educación de adultos, FP o a través de la formación profesional no reglada, con cursos del Servicio Canario de Empleo.

La reducción del abandono temprano es un objetivo fundamental de la Unión Europea. A nivel global se ha marcado como deberes llegar en 2020 a una tasa del 10%, mientras que para España el listón se sitúa en el 15%. "Antes estábamos fuera del tren, luego pasamos al vagón de cola y ahora estamos en la parte central", dijo Santana para visualizar la situación de Canarias, cuya tasa está incluso por debajo de la media estatal, que se situó en 2016 en el 19%.

El Archipiélago, que redujo la tasa respecto a 2015 en un 3%, es la tercera comunidad autónoma donde porcentualmente más ha  bajado este indicador en los últimos ocho años, un 15,2%, solo superada por La Rioja y Baleares.