El 90% de los canarios cree que su vida será peor jubilado

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Canarias es una de las regiones españolas donde la perspectiva de cara a la jubilación es más negativa: nueve de cada diez isleños considera que su nivel de vida empeorará cuando llegue ese momento. Sin embargo, como sucede a nivel nacional, más de la mitad de los isleños no está ahorrando para cuando deje de trabajar. El BBVA ha puesto en marcha en el marco de su Responsabilidad Social Corporativa (RSC) una iniciativa denominada Mi Jubilación, y con la que busca divulgar e informar a la población de España y Portugal sobre el sistema de pensiones y el futuro que les aguarda. Así, entre otras herramientas la entidad cuenta con un portal en Internet y una aplicación para iPhone y android que dispone de un simulador que permite calcular le pensión que nos corresponderá. La entidad ha desarrollado esta iniciativa ante la necesidad de información de la población, según señala el responsable de gestión de activos del BBVA, Luis Mejías, quien la desvincula del banco y su búsqueda de negocio. «Ha coincidido que se presenta a finales de año, con el cierre de ejercicio, pero no tiene intencionalidad», señala. Para mostrar esa necesidad de información que tiene la población Mejías apunta los resultados de una encuesta realizada sobre sobre el tema y que arroja datos como que casi un 70% de los canarios se muestra preocupado por la jubilación -por encima del 64% nacional- y pese a ello, sólo un 20% está informado. Como muestra del desconocimiento, de la encuesta realizada por el BBVA sobre 3.000 personas en las Islas, sólo un 11% acertaron al determinar que para cobrar el máximo de pensión hay que tener cotizados 37 años. «En Canarias la jubilación es un tema que preocupa porque además tiene una perspectiva negativa, en el sentido, de que el 90% cree que su nivel de vida empeorará cuando se jubile y si depende únicamente de la pensión pública», indicó Mejías, para quien es evidente la necesidad de clarificar el asunto a los isleños. «Nosotros no decimos que se compre un piso como inversión de futuro, invierta en oro o se haga un plan de pensiones. Sólo buscamos informar de la situación y que, cuando uno tome una decisión, la tenga fundamentada y basada», concluye Mejías.